Represa El Bala ¿otro Belo Monte en Bolivia?

0

belo-monte en bolivia

 

GOBIERNO ANUNCIA REACTIVACIÓN DE MEGAREPRESA EL BALA: Gobierno departamental de La Paz (Bolivia) anunció este 19 de junio como parte de una agenda de desarrollo -llamada “Pacto por La Paz”- el “proyecto estrella” de la megarepresa hidroeléctrica El Bala,que se construiría en el norte amazónico de La Paz (provincia Abel Iturralde). La represa ha sido cuestionada hace más de una década por las serias consecuencias que acarrearía para los pueblos indígenas del territorio indígena Pilón Lajas (habitado por los pueblos Tacana, Chimán y Mosetén) y para la biodiversidad del Parque Nacional Madidi.

Además de este anuncio, se tiene el Decreto 29291 de 14 de julio de 2007 (durante el gobierno de Evo Morales), que declara de interés y prioridad nacional el aprovechamiento de la cuenca del río Beni y define los mecanismos a través de los cuales se realizarán los estudios hasta el diseño final del Proyecto Hidroeléctrico El Bala.

En 2011, el Centro de Estudios de Desarrollo Laboral Agrario (CEDLA) publicó un estudio en el que estableció que los grandes proyectos de construcción de hidroeléctricas en la región amazónica del país, no sólo pretenden proveer de energía eléctrica a los departamentos de Beni y Pando, sino y fundamentalmente, exportar energía al Brasil. De hecho, el proyecto Hidroeléctrico de Cachuela Esperanza  ha sido concebido para cubrir las demandas energéticas de Brasil, debido a que permitirá que las plantas brasileñas de aguas abajo funcionen más años, pues la planta boliviana concentraría los sedimentos que llegan a las represas de Santo Antonio y Jirau, ubicadas aguas abajo en el río Madera.

La Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura, en un informe, estableció que los sectores beneficiados con la mega represa serían usuarios brasileños de energía, contratistas y abastecedores de construcción que seguramente no sería nacionales.

Ese proyecto, según la Empresa Nacional de Electricidad de Bolivia (ENDE), requerirá de una inversión de 2.400 millones de dólares con una potencia instalada de aproximadamente 1.600 kilowatios, por lo que fue descartado en anteriores gestiones de Gobierno debido a su inviabilidad técnica, económica y ambiental. Conservación Estratégica (CSF) hizo un estudio en 2006 sobre la propuesta de una represa en el río Beni, concluyendo que no es rentable en términos económicos y ni hablar de los costos ambientales: “La inversión en la represa del Bala tendría una probabilidad máxima de un 11 por ciento para alcanzar un punto de viabilidad financiera, mientras que su viabilidad económica tendría una probabilidad máxima de un 19 por ciento. Sus pérdidas económicas oscilarían entre $293 millones y $1.011 millones en términos de su valor actual neto”, decía el estudio.

La implementación de la represa de El Bala inundaría más de 300 mil hectáreas de selvas con una alta concentración de especies: una enorme proporción de la parte baja de dos parques importantes del país: el Parque Nacional Madidi (valle del río Tuichi) y la Reserva Pilón Lajas (valles del río Quiquibey), además de una extensa región del valle central del río Beni, según el informe del Estado Ambiental de Bolivia 2007-2008, de la Liga de Defensa del Medio Ambiente. Estos bosques –declarados áreas protegidas en 1995- abarcan el bosque tropical lluvioso, bosques nubosos, bosques caducifolios raros y una variedad de especies de flora y fauna casi únicas en las reservas naturales del mundo.

Pilón Lajas es un Territorio Indígena, hogar de los pueblos indígenas Tacana, Tsimane y Mosetén, todos en riesgo de desaparición cultural. Precisamente, uno de los principales aspectos es la densidad poblacional del área de Madidi-Pilón Lajas, que es baja, por lo que el potencial económico de una obra de estas características no compensa sus altos costos.

Similar contexto se vive ahora en Belo Monte (Brasil) que pronto se convertirá en la tercera mayor represa del mundo: se inundarán 500km² de la selva amazónica y serán expulsadas unas 16.000 personas, cuya gran mayoría son indígenas, que han resistido a esta obra a lo largo de más de tres años.

Informe de Territorios en Resistencia

Notas:

http://conservation-strategy.org/es/project/carreteras-y-represas-en-el-madidi-y-pil%C3%B3n-lajas-bolivia

http://www.oei.org.co/nuevo%20sii/nentrega4/art04.htm: Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura

http://www.opinion.com.bo/opinion/articulos/2011/1211/noticias.php?id=34991