México: Acusan a gobierno de política de exterminio contra luchadores sociales

0

Centros académicos e investigadores sociales de México se pronuncian contra los crímenes de Estado en Ayotzinapa. Reseñan las graves vulneraciones históricas contra el pueblo de Guerrero, y en ese marco acusan al gobierno de turno de Enrique Peña Nieto de tener nexos con el crimen organizado para destruir vanguardias de lucha posrevolucionarias, como son las normales de maestros y maestras.

Caso Ayotzinapa, protestas en México

Caso Ayotzinapa, protestas en México

Pronunciamiento de estudiantes de posgrado del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social

Ayotzinapa: “Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos”

Por los estudiantes normalistas del estado de Guerrero violentamente secuestrados la noche del 26 de septiembre en la ciudad de Iguala, que dejó como  saldo seis muertos, 20 heridos y 43 estudiantes víctimas de desaparición forzada, declaramos y denunciamos como estudiantes y como integrantes activos de la sociedad civil del Estado mexicano:

Que el pueblo de Guerrero históricamente ha sido víctima de la violencia y la marginación ejercida por el Estado a través de sus brazos militar-policiacos en confabulación con redes del crimen organizado.

Que es urgente y necesario hacer memoria colectiva sobre estos crímenes cometidos impunemente y alzar la voz para exigir justicia. Desde la segunda mitad del siglo XX hasta la reciente desaparición forzada de estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, recordamos y denunciamos estos terribles crímenes:

1960: Matanza de la Alameda de Chilpancingo.

1967: Matanza de Atoyac de Álvarez.

1970: Desapariciones forzadas, aprehensiones y torturas durante esta década

1975: Práctica de “vuelos de la muerte”, ejecuciones y lanzamiento de cadáveres al mar abierto de desaparecidos en Base Aérea Militar Número 7 en Pie de la Cuesta.

1970-1976: Durante el sexenio de Luis Echeverría Álvarez, actuación de militares entrenados en la Escuela de las Américas  en Guerrero.

1995: Masacre de Aguas Blancas, Coyuca de Benitez.

1998: Masacre de El Charco, Ayutla de los Libres.

2011: Asesinato de Gabriel Echeverría de Jesús y Jorge Alexis Herrera Pino en la Autopista del Sol.

2014: Tortura y asesinato de tres civiles y tres normalistas, además del secuestro violento y desaparición forzada de 43 integrantes más de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa.

Que muchos de estos crímenes no prescriben y que la tortura, los tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, así como la desaparición forzada son delitos de lesa humanidad, en los que el Estado mexicano participa como cómplice en tanto no tiene voluntad de señalar a los responsables, ni aplica sanciones y continúa amparando a los autores materiales e intelectuales bajo el velo de la impunidad, perpetuando así las condiciones de violencia estructural hacia pobres, estudiantes, campesinos, indígenas, mujeres, hombres de Guerrero y el resto de los mexicanos.

Que el secuestro y desaparición forzada de los estudiantes de Ayotzinapa es una de las expresiones más aberrantes del sistema económico neoliberal capitalista cuyos principales artífices y defensores, muchas veces aliados con el crimen organizado -en su expresión más visible y violenta como es el narcotráfico-, junto a paramilitares y sicarios reconfiguran un “para-Estado” que gobierna con el terror y el miedo para exterminar fuerzas políticas de resistencia, para criminalizar, reprimir, perseguir y eliminar las más diversas formas de organización social y popular.

Que el Estado mexicano utiliza la violencia y el horror como estrategia de control social y político para perpetuar el modelo económico dominante. Resulta particularmente preocupante el ejercicio de la violencia sistemática que se ejerce contra las normales rurales, con el fin de desaparecer estos espacios posrevolucionarios, donde se forman profesores conscientes, comprometidos con una lucha por el desarrollo social incluyente y el fin de la explotación y el abandono de sus actividades productivas, principalmente el campo.

Que este sexenio reformista en que se delinea una política clara en favor de los intereses del capital privado, la represión, el acoso y criminalización hacia las voces de protesta se intensifica mientras se ratifica el compromiso del Estado con las élites, con el poder.

Por lo anterior expuesto, manifestamos:

  • Nuestro total repudio e indignación por los crímenes cometidos contra el pueblo de Guerrero y los estudiantes de Ayotzinapa por parte del Estado.
  • Nuestra exigencia para que se respete el derecho fundamental e inalienable a la vida bajo cualquier circunstancia política, social o económica; asimismo exigimos se respete el derecho a la libertad de expresión y a la protesta social, garantías individuales insertas en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
  • Nuestra solidaridad con el pueblo de Guerrero, las familias y amigos de los 43 estudiantes desaparecidos y las seis personas asesinadas en este crimen de lesa humanidad.

Asimismo, exigimos:

  • La presentación con vida de los 43 estudiantes desaparecidos, como exigencia histórica y ética, así como la reparación de daños a los familiares y amigos.
  • La identificación de todas las personas sepultadas en distintas fosas clandestinas del país, el inicio inmediato de un proceso judicial y sanciones a los responsables de su muerte y la garantía de no repetición de estos delitos de masacre y encubrimiento.
  • La protección y garantías por parte del Estado para con los familiares y sobrevivientes de la agresión, testigos y activistas que acompañan el esclarecimiento de esta desaparición.
  • La identificación pública de los autores materiales e intelectuales de este crimen y la imposición de penas máximas que permiten las leyes. Así como el desmantelamiento de las redes delictivas infiltradas en el Estado y que perpetraron estos delitos, hasta ahora impunes.
  • La colaboración plena del Estado y el otorgamiento de garantías y protección a los investigadores forenses que tienen la labor de identificar los cuerpos hallados en las fosas clandestinas.
  • La asignación de mayores recursos a las Escuelas Normales Rurales.
  • La relación directa entre partidos políticos y grupos del crimen organizado,  que en busca de votos, sin ética ni responsabilidad, presentan candidatos cuyos antecedentes e historial delictivo desconocen.

Hacemos un llamado urgente y necesario al pueblo, a la comunidad estudiantil toda, a la academia, al mundo, a que se rompa la indiferencia y la apatía, a que accionen, reflexionen y se construya una memoria activa frente a las graves vulneraciones contra el derecho a la vida.

Desde ya nos sumamos a todas las acciones y llamados de solidaridad para las víctimas de Ayotzinapa.

¡Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos!

Oaxaca de Juárez,Oaxaca 5 de noviembre de 2014

Firman:

Estudiantes de centros de estudios:

  1. Estudiantes de la Maestría en Antropología Social – CIESAS Pacífico Sur
  2. Estudiantes de Maestría en Antropología Social CIESAS DF
  3. Estudiantes del Doctorado en Antropología – CIESAS D.F.
  4. Estudiantes del Doctorado en Historia de CIESAS Peninsular

Investigadorxs:

  1. Erika Bárcena Arévalo.
  2. Vicente Moctezuma Mendoza.
  3. May-ek Querales Mendoza
  4. Jimena Valdés Figueroa
  5. Mercedes Campiglia Calveiro
  6. María del Carmen Reyes Maza
  7. Adrian Palma Patricio
  8. Carlos Enrique Correa Angulo
  9. Rocío Andrea Castillo Garza
  10. Daniela Reyes Lara
  11. Irais Alquicira Escartín
  12. María Laura Serrano Santos
  13. Laura Edith Saavedra Hernández
  14. Verónica Alejandra Velázquez Guerrero
  15. León Felipe Téllez Contreras
  16. Velia Torres Corona (egresada CIESAS Pacífico Sur)
  17. David Monachon
  18. Diana Masso Martínez (egresada CIESAS Pacífico Sur)
  19. Cecilia Erna Gutiérrez González (egresada CIESAS Pacífico Sur)
  20. Yadhira Akemi Antonio Nakamura
  21. María Teresa Sierra (CIESAS DF)
  22. María Bertely Busquets (CIESAS – DF)
  23. Beatriz Calvo Pontón (CIESAS – DF)
  24. Mariana Mora
  25. Susan Street investigadora CIESAS – Occidente