Luis Tapia: El gobierno de Evo Morales está en descomposición

0

El politólogo Luis Tapia Mealla, coordinador del doctorado de la Universidad Mayor de San Andrés CIDES-UMSA, en entrevista por Radio Nacional del Uruguay.  Tapia es ex miembro del grupo Comuna, del que formara parte el actual vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera; el politólogo afirma que el gobierno de Evo Morales y su partido Movimiento Al Socialismo (MAS) están en descomposición debido a su proyecto capitalista y antiindígena, en desmedro de las luchas sociales por tierra, territorio y recursos naturales de las poblaciones indígenas de tierras bajas.

Reproducimos gran parte de su intervención, para audio completo pinche aquí:

Luis Tapia: “Hemos pasado de una fase de unificación amplia entre pueblos indígenas entre campesinos – campesinos e indígenas y campesinos, que era el Pacto de Unidad; por separado se unieron al MAS (partido de Evo Morales) y estas fuerzas y otros más, otros movimientos anticoorporaciónes, hicieron posible al la Asamblea Constituyente, en este último tiempo esa alianza se ha quebrado y no solo se ha quebrado sino que los componentes de esas alianza ahora están en confrontación  y eso lleva a pensar que estamos en el momento de descomposición”.

¿Esta nueva fase del masismo en qué consiste?

En lo siguiente: El sindicalismo campesino que básicamente se inicia en la reforma agraria de 1952 y el desarrollo de una ideología que en Bolivia recibe el nombre de katarismo (…) lograron reivindicar el sindicalismo campesino con las reivindicaciones de nación aymara, quechua. Ese sindicalismo campesino hoy ha cambiado de dirección y esta dirigido por los sectores más prósperos económicamente pero tienen menos discurso ideológico y una de las cosas que se han revelado con fuerza ahora es que su proyecto no es comunitario sino tiene un proyecto capitalista: quieren más tierra como propiedad privada.

Y eso entró en tensión porque el gobierno pactó con los latifundistas: no va a haber reforma agraria y por lo tanto ahora gobierno y campesinos, o el gobierno quiere satisfacer a los campesinos repartiendo tierras comunitarias indígenas. Ese es un motivo, unido a otro serio que consiste en que una buena parte del programa de gobierno de Evo Morales consiste en concesionar territorios de hidrocarburos y minería en territorio indígena, lo cual está creando tensión porque la Constitución reconoce estos territorios pero el plan de gobierno afecta directamente al territorio indígena.

Lo que eso produjo es que los indígenas se hayan separado o sea ya no están aliados a los campesinos ni al partido de gobierno y no solo no están aliados sino que están en una relación antagónica , resistiendo el avasallamiento de sus territorios y -esta es la peor parte- tanto el gobierno como el sindicalismo están reprimiendo a los indígenas , o sea hay una alianza muy fuerte entre el sindicalismo campesino y el partido de gobierno y su principal fuerza política contraria no es la burguesía ni los terratenientes, sino las organizaciones indígenas, entonces hoy lo que organiza la vida política del país como contradicción central está entre partido de gobierno, sindicalismo frente a organizaciones indígenas, que es la parte más perversa del gobierno por eso decimos, entramos a una fase de descomposición porque aquello que fue una posibilidad del cambio hoy se ha dividido.

¿El gobierno de Evo Morales modifica la estructura neoliberal del sistema?

“Más bien la están intensificando. Por ejemplo, el actual gobierno incluso está entrando en territorios donde los neoliberales nunca se atrevieron a entrar porque -claro el grado de rechazo era mayor. Ahora como son de origen campesino popular tiene posibilidades de penetrar más en territorios indígenas.

¿En este proceso de descomposición tiene algo que ver Estados Unidos?

“No, yo creo que no porque no es una presión norteamericana del Gobierno para que decida esta política, porque no se ha expulsado a las empresas extranjeras, en realidad la producción la siguen haciendo las transnacionales, solo que el grado de control fiscal se ha subido al 50, 70 por ciento, pero el trabajo lo siguen haciendo las empresas y esas no son norteamericanas, son españolas y otro origen, sobre todo españolas y brasileñas (…).

Si bien el partido del Movimiento Al Socialismo (MAS) es un partido de origen campesino tiene una mentalidad de modernización capitalista, y el otro problema es que piensa que los indígenas son minoría, los indígenas de los territorios donde hay recursos (…) y es en territorios de estas minorías donde se están expandiendo explotación minera petrolera, hay una doble faceta: en Bolivia hay indígenas que son mayoría y que son minoría, y estos que son minoría están siendo discriminados  y están siendo afectados sus territorios.

¿Evo se reivindica indígena?

Evo Morales antes de  las elecciones no reivindican ser indígena, sí tener un origen popular: él viene del sindicalismo campesino  que es de territorios donde ya no hay comunidad indígena, ni propiedad colectiva ni gobierno de asamblea, sino sindicato de pequeños propietarios. Luego de ganar las lecciones como desde fuera del país lo identificaron como el primer presidente indígena, él asumió la identidad indígena y la han usado como criterio de legitimación; pero en los últimos años sobre todo de 2010 en adelante donde han entrado en conflicto las organizaciones indígenas con el gobierno, el gobierno e incluso Morales han negado la identidad indígena. Evo Morales personalmente lo ha hecho.

Hay una doble faceta en lo interno producto del conflicto que sintéticamente en Bolivia llamamos del TIPNIS: es decir, hay proyecto del gobierno de construir una carretera por medio de territorios indígenas que va a destruir el equilibrio ecológico y está siendo resistida por los pueblos indígenas, después de ese conflicto dentro de Bolivia el gobierno ya no se ha reivindicado como indígena porque quedó claro que son los indígenas los que están enfrentados al gobierno, pero fuera del país el gobierno boliviano sigue siendo identificado como indígena. Y el gobierno la usa para buscar legitimación.

En el caso boliviano el MAS no es el que preparó las grandes movilizaciones ni tampoco hizo el proyecto de Estado plurinacional: el MAS era un partido de productores de coca que entró al Parlamento con el interés de defender sus intereses, y durante un tiempo además de defender la coca defendía la soberanía nacional frente a la intervención norteamericana que era fuerte. Pero el MAS no fue el que organizó los grandes ciclos de movilizaciones, las marchas, los bloqueos, los cercos, eso lo hicieron las asambleas indígenas, los movimientos contra la privatización del agua, del gas, que pusieron en crisis a los gobiernos neoliberales y el Pacto de Unidad era como el intelectual orgánico colectivo, no era el MAS.

Y lo que hizo el MAS una vez en el poder fue desorganizar esas fuerzas para poder controlar el poder, porque sino era como estar en función de gobierno pero dirigido por otras fuerzas. Y esa es la peor parte porque casi desde el inicio el MAS se dedicó a desactivar los núcleos de organización, de asamblea, de deliberación y por lo tanto a debilitar el campo de lo popular.

Audio de entrevista

Fuentes: http://www.radiouruguay.com.uy/innovaportal/v/43240/22/mecweb/luis_tapia_analiza_la_tradicion_boliviana_e_indigena_el_gobierno_y_evo_morales?parentid=11305

http://www.erbol.com.bo/podcast/mapamundi/luis_tapia_el_mas_ha_expulsado_los_indigenas_del_gobierno