Logros del “gobierno indígena” de Evo Morales: tomas policiales y grupos de choque

0

SEPTIEMBRE 2011: Gobierno organiza grupos de choque para bloquear paso de VIII Marcha indígena en defensa del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Securé TIPNIS. Con pretexto de posible enfrentamiento, gobierno desplaza 600 policías que hacer un cerco a la marcha por dos semanas, privando al casi millar de indígenas (hombres, mujeres, niños y niñas, ancianos) el paso de alimentos, medicamentos e incluso agua. El 25 de septiembre, los policías reprimen brutalmente a los indígenas, gasifican campamento, los arrestan, golpean, secuestran y confinan. Hoy, el autor de la masacre y ex ministro de gobierno en ese momento, Sacha Llorenti (@SachaLlorenti), fue premiado por el gobierno y es embajador de Bolivia ante la ONU. Las máximas organizaciones de indígenas de tierras bajas CIDOB y tierras altas CONAMAQ rompieron el llamado Pacto de Unidad con el gobierno como protesta por vulneraciones a derechos colectivos indígenas y derechos humanos. El gobierno los calificó de “traidores” y “aliados de la derecha”, a través de una millonaria campaña de publicidad nacional e internacional.

JULIO 2012: Gobierno organiza grupos de choque violentos que alcoholizados toman la sede de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (CIDOB) ayudados por la policía que dispersa brutalmente a los indígenas orgánicos. El gobierno impone otra dirigencia indígena que no respeta los usos y costumbres indígenas. Evo Morales desconoce al indígena tacana Adolfo Chávez como líder y personalmente respalda a Melva Hurtado quien estaría usurpando funciones y oficinas de manera ilegal. El gobierno confirma que busca destruir todas las organizaciones indígenas que se oponen a la construcción de la mega millonaria carretera que divide en dos el territorio indígena TIPNIS, la carretera vulnera leyes y convenios internacionales y los indígenas no la quieren.

DICIEMBRE 2013: Gobierno organiza grupos de choque violentos que se suman a ex dirigentes acusados de boicot por el CONAMAQ (Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qollasuyu). Alcoholizados van a tomar la sede y al no lograrlo son reforzados por la policía, que en lugar de dispersarlos del lugar, expulsa a los indígenas orgánicos de CONAMAQ de su sede y se efectúa un nuevo cerco policiaco a otra sede indígena. Estas fracciones financiadas por el viceministro de Coordinación con movimientos sociales, Alfredo Rada, y por el asesor del gobierno Idón Chivi, también buscan instalar una nueva dirigencia a beneplácito del gobierno de Evo Morales.

2014: Se acercan las elecciones presidenciales de 2014 y Evo Morales no quiere ninguna organización indígena ni social ni sindical que se atreva a ser crítica a sus políticas extractivistas, vulneradoras de derechos humanos y colectivos, brutalmente represivas y policiacas-militares, para imponer intereses de una nueva burguesía neoliberal (mineros privados de cooperativas, contrabandistas, narcos, campesinos con tierra de engorde, ya que contra ninguno de estos se hacen cercos policiales ni hay represión), pro capitalista (grandes empresarios de la CAINCO, soyeros y latifundistas a los que no se les ha hecho ningún cerco policial, no se han confiscado ni ocupado sus oficinas ni se han desconocido a sus dirigentes) y ultra conservadora (como demuestra el pacto que hay con las iglesias evangélicas y católica, sobre todo en el tema de prohibir y criminalizar el aborto como derecho de las mujeres).

Este es el verdadero gobierno indígena de Evo Morales. Pero los pueblos indígenas no se resignan y le responden: “acordate Evo que sobrevivimos a la Colonia, a la República, a los neoliberales, también vamos a sobrevivir a tu gobierno “indígena”.

CERCO POLICIAL CONTRA INDIGENAS EN BOLIVIA

 

FOTO EN MEJOR RESOLUCIÓN