Informe: la resistencia continúa en el TIPNIS

0

“La consulta en el TIPNIS no fue consulta”

INFORMES CONTRADICTORIOS JUSTIFICAN UNA NUEVA FASE DE RESISTENCIA

 

Compilación y sistematización Maria Lohman/Somos Sur

 

17 de diciembre de 2012

El 7 de diciembre el gobierno clausuró el proceso de “consulta” del TIPNIS con un gran acto festivo y mediático en el coliseo de  la localidad de Trinidad.

 

Un evento lleno de contradicciones, que reflejan de alguna manera lo que durante más de dos años se vive en Bolivia, cuando los discursos se alejan cada vez más de la realidad…

  • Los brigadistas entraban con regalos y ofrecieron proyectos a por lo menos 35 comunidades del  TIPNIS, haciendo  firmar a los indígenas las actas que decían que estaban a favor de la construcción de la carretera cuando ellos dijeron que no.
  • El vicepresidente García Linera lanzó un discurso incendiario en que hablaba de que  “hay gente que quiere que  los habitantes del Tipnis sigan viviendo como animalitos, que “es hora de que ellos se desarrollen como cualquier otro boliviano” y que “180 años de olvido para los pueblos amazónicos se terminan con Evo Morales”.  Un discurso discriminador que fue calificado de “Lapsus voluntarius”.

 Afuera del Coliseo decenas de hermanos y hermanas estaban acorralados por la Policía y gritaban:

“La resistencia ha vencido!, ¡la Consulta ha fracasado!, ¡el Tipnis es vida!”

 

PRIMEROS RESULTADOS DE LA “CONSULTA”

El vicepresidente y el ministro de obras públicas  informaron que el 80% de las comunidades del TIPNIS avalaron la ejecución de la vía por su territorio, asegurando que sólo 11 de 69 poblaciones que existen en la zona ecológica, según el protocolo, decidieron no ser consultadas (el informe final sería presentado el 20 de diciembre).

A continuación se presenta una lista de las comunidades consultadas al 22 de octubre de 2012 (informe publicado por ERBOL), donde se observa que en casi todas las comunidades la respuesta “NO” a la “intangibilidad” coincide con un “SI” a la “carretera”.

Extraño resultado, cuando el cuestionario NO comprendía una pregunta específica sobre la carretera, además considerando una serie de irregularidades en la selección de las comunidades, entre otras la inclusión de 17 comunidades del CONISUR, que no pertenecen a la TCO del Parque TIPNIS.

 

Es así cómo el vicepresidente Álvaro García Linera -tomando estos resultados amañados como “aprobación de la construcción de la carretera- informó en Trinidad que ahora “buscarán los recursos para la construcción de una carretera ecológica”, y que  “se plantea la ejecución de un viaducto aéreo o un túnel subterráneo para no dañar el TIPNIS”.

Por su parte la jefa de brigada de la Consulta, Paola Bolívar, admitió en una entrevista con Erbol que las brigadas no consultaron a los habitantes del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) sobre el trazo del tramo dos del proyecto carretero Villa Tunari – San Ignacio de Moxos, que parte por la mitad esa reserva ecológica, indicando  que  “…el tema del trazo de la carretera es posterior a la consulta.

Al respecto  comenta el analista Raul Prada: “No se entiende por qué el vicepresidente y el ministro de obras públicas interpretan apresuradamente, atropellando, que se avaló la construcción de la carretera y se debe ahora conseguir el financiamiento para su ejecución.

Estas desinteligencias en el Estado develan las incongruencias y la desorganización inherente al propio armado de la “consulta” y a lo que entienden unos y otros por la misma, sus objetivos y sus alcances”.

INFORMES NO OFICIALISTAS, TESTIMONIOS, COMENTARIOS Y PERSPECTIVAS

 

Existe una enorme cantidad de informes, testimonios, videos y grabaciones  que contradicen las cifras y datos oficiales y que expresan una resistencia a la ejecución de la carretera tal como la plantea el gobierno; diferentes voces desde la selva, desde organizaciones, analistas y activistas comprometidos con el TIPNIS que justifican una nueva resistencia:

 

Fernando Vargas, presidente de la Subcentral TIPNIS (32 comunidades)

  • “Los indígenas no aceptaron que la carretera se construya en medio de la Tierra Comunitaria de Origen (TCO) porque no fueron consultados sobre el mismo y al contrario les hablaron sólo sobre el desarrollo de sus comunidades con la ejecución de proyectos, que aceptaron los habitantes y las brigadas lo tomaron como un sí a la vía”. 

Bertha Bejarano, presidenta de la Central de Pueblos Étnicos Mojeños del Beni (CPEMB)

  • “Existen amenazas de toma de nuestras organizaciones para poner a directorios afines al gobierno que respalden la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos en medio del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS)”.   
  • “Sabemos que son gente del gobierno, comunarios del mismo TIPNIS que están detrás del gobierno. En este caso es gente del directorio paralelo de la Subcentral Sécure dirigida por Carlos Fabricano. Hay mucha susceptibilidad de las intervenciones que pueda darse, tanto en el TIPNIS como en la CPEMB”.

Miriam Yubanore , vicepresidente de la Central de Pueblos Étnicos Mojeños del Beni (CPEMB)

  • “Se quemará la maquinaría de las empresas que pretendan construir el tramo dos del proyecto carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos por en medio del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS)”.
  • “Es una decisión de las comunidades de la reserva ecológica, que por ningún motivo permitiremos que nuestros derechos y  territorio sean atropellados.

Emilio Noza, presidente de la Subcentral Sécure

 

  • “Mi organización afilia a 22 comunidades y la mayoría no fue parte del proceso, además que no está de acuerdo con que la vía pase por el Parque”.

 

Pedro Nuny, dirigente y exdiputado indígena; actual candidato a gobernador por el Beni

  • “Una cosa es la que informan las comisiones y brigadas del Gobierno sobre la consulta y otra es la voluntad y la decisión de los pueblos de ese territorio”.
  • “El Gobierno podrá presentar y fabricar los resultados que quiera, pero la realidad en el Tipnis es otra. No nos sentimos derrotados; por el contrario, creemos que hemos triunfado, hemos demostrado ante el país una resistencia consecuente con nuestros principios, que no vamos a negociar la madre tierra y no estamos dispuestos a vulnerarla”.
  • “Como parte de ese gran movimiento, de esa resistencia que se está haciendo, lo que dice el Gobierno, llenándose la boca que todo es legal y legítimo, decimos que no tiene valor.  Es la palabra del Gobierno frente a la palabra de los pueblos indígenas del Tipnis”.

Nazareth Flores, presidenta de la Central de Pueblos Indígenas del Beni (CPIB)

  •  “Se trata de una mentira cruel que hace a los pueblos indígenas el planteamiento de la carretera ecológica; igual van a tumbar árboles y se va a afectar el ecosistema, fauna y la flora”.

Informe de Rolando Villenas, Defensor del Pueblo, sobre el ejercicio de los derechos humanos en el Estado Plurinacional durante la gestión 2012 (10 de dic. 2012)

 

  • “La consulta instruida y ejecutada en el TIPNIS se realizó de manera unilateral, sin la coordinación y el respaldo de las naciones indígenas dueñas de ese territorio, y desde una perspectiva autoritaria y colonialista, sin el menor respeto por los principios constitucionales que reconocen una serie de derechos de las naciones indígenas sobre su territorio”.

 

  • “Esa carretera es una contradicción con la política oficial del gobierno y con la línea internacional, en tema de principios de los derechos de la Madre Tierra. La consulta ha sido muy poco seria; hay comunidades que no han sido consultadas y hay comunidades que no pertenecían al TIPNIS y han sido consultadas igual, no se ha preguntado sobre la carretera, se ha hecho una trampa de preguntas”. (entrevista a Villenas en radio Pio XII – Erbol).  (Además el Defensor anuncia para los primeros días del 2013 un informe de verificación defensorial  paralelo al presentado por el gobierno  sobre la post consulta).

 

Waldo Albarracín, exdefensor del Pueblo, docente de la UMSA

  • “Tratar de mostrarle al país y a la comunidad internacional que hubo consulta para el caso de la construcción de la carretera que atraviese el TIPNIS, es insultar la inteligencia y el sentido común de la ciudadanía. Son múltiples las denuncias de personas y comunidades indígenas respecto a los esfuerzos gubernamentales de forzar la figura de la consulta que nunca existió, por tanto insisto en la afirmación de que no se puede cerrar algo que nunca empezó.

 

  • “Si bien la construcción de la carretera que atraviese el corazón del TIPNIS constituirá un crimen de lesa humanidad por las consecuencias funestas que ésta acarreará, tienen prioridad otro tipo de intereses que están prevaleciendo, los cuales no guardan ninguna relación con las legítimas aspiraciones de los hermanos indígenas de tierras bajas”.

 

  • “Este desenlace fatal respecto al problema suscitado con el tema TIPNIS, constituye uno de los antecedentes más nefastos para los treinta años de democracia,  toda vez que resulta contradictorio que, durante la gestión de un presidente indígena, se haya materializado una represión sañuda precisamente contra indígenas y se incentive la confrontación en este sector”

Rafael Puente, exprefecto de Cochabamba

  • “La consulta instruida y ejecutada en el TIPNIS se realizó de manera unilateral, sin la coordinación y el respaldo de las naciones indígenas dueñas de ese territorio, y desde una perspectiva autoritaria y colonialista, sin el menor respeto por los principios constitucionales que reconocen una serie de derechos de las naciones indígenas sobre su territorio.
  • La consulta ha sido una trampa porque no se habló de la construcción del tramo dos en medio del TIPNIS. Se ha consultado a comunidades que no son parte de la TCO. El gobierno se contradice al hablar de la defensa de la Madre Tierra y por otro lado insiste en destruir un territorio indígena”.  

Enrique Reina, representante de la OEA

 

  • “La exclusión de 11 comunidades de la consulta sobre la intangibilidad y la construcción de la carretera en medio del TIPNIS podría generar problemas al gobierno”.

 

  • “Hubieron  rechazos de las comunidades de la subcentral del TIPNIS al ingreso mismo de las brigadas, por falta de consenso, denunciado por su dirigente Fernando Vargas”; y  “…todos estos pormenores serán reflejados de alguna manera en el informe y las recomendaciones de la OEA”.

 

DE ULTIMO MOMENTO: Comisión Verificadora

 

Durante las primeras dos semanas de diciembre, 3 comisiones conformadas por representantes de la FIDH (Federación Internacional de Derechos Humanos), la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia-APDHB, la Iglesia católica y dirigentes del TIPNIS realizaron un recorrido por  36 comunidades  (de las 69) para verificar los procedimientos realizados por las brigadas del gobierno que realizaron las “consultas”. (ver Comunicado de la APDHB y la FIDH). 

En conferencia de prensa del 17 de diciembre, que contó con la presencia de Monseñor Jesús Juarez, los dirigentes indígenas Fernando Vargas, Bertha Bejarano y la presidenta del APDHB, Yolanda Herrera, se informó que:

  • “30 comunidades habrían rechazado la construcción del tramo II de la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos por medio del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure, lo cual contradice los datos del Ministerio de Obras Públicas, el cual señala que el 80 por ciento de esas comunidades aceptó la edificación de esa vía”.

 

  •  “La consulta desarrollada en el TIPNIS por parte del Gobierno no puede ser considerada como un proceso de consulta, sino solamente reuniones comunales, considerando que en algunas comunidades se realizaron sólo reuniones con algunas familias sin la presencia de corregidores y en el peor de los casos reuniones fuera de las comunidades”.

 

  •  “Los testimonios recogidos dan cuenta que todas las reuniones promovidas por el gobierno, denominadas como consulta, fueron motivadas por la entrega de obsequios a la comunidad, oferta de proyectos de desarrollo, mejoras de salud y educación, presión y condicionamiento que derivaron en intimidación  y en algunos casos en represalias”

 

  • “Lo que nos ha llamado profundamente la atención, es que la “consulta” no estaría ajustándose a los estándares internacionales y al Convenio 169 de la OIT, la ley de los pueblos indígenas y la Constitución Política del Estado (CPE)”.

 

  • La “consulta post” del Gobierno “(sólo) provocó división entre los indígenas, en vez de unidad”.

 

Raul Prada A. comenta las primeras conclusiones en su artículo “El gasto heroico”, mostrando una cadena de irregularidades, que se resume a continuación:  

  • FALTA DE CONSENSO: No se consensuó ni acordó con las organizaciones indígenas, con las comunidades del TIPNIS, con sus organizaciones representativas, la realización misma de la “consulta”. (incumpliendo el propio protocolo de la Ley de Consulta y  la resolución del Tribunal Constitucional)
  • FALTA DE RESPETO A NORMAS Y PROCEDIMIENTOS PROPIOS: Las brigadas que visitaron las comunidades atropellaron, no respetaron las normas y procedimientos propios, es más, dividieron a las familias y las comunidades
  • COERCION: La principal pregunta fue sobre la intangibilidad, si querían mantener o no esta condición, establecida en la Ley 180; decían que si mantenían la intangibilidad no podrían hacer prácticamente nada en el territorio, se cerraban a los proyectos de desarrollo y de asistencia del gobierno; en cambio, si aceptaban suspender la condición de intangibilidad, ingresaban los proyectos de desarrollo y de asistencia.
  • MANIPULACION: El gobierno quiere usar los resultados de la consulta para construir la carretera, indicando que las familias a favor de la suspensión de la intangibilidad (por miedo de perder proyectos y favores del gobierno) automáticamente estarían a favor de la construcción de la carretera.
  • DESPRECIO: La interpretación arbitraria de los “resultados” de la Consulta no sólo es escandalosa sino brutal; expresa el más grande desprecio a los consultados.
  • VENGANZA: Cuando había unanimidad por no aceptar la carretera, la comunidad era castigada. Las comunidades que no aceptaron la consulta fueron excluidas de los proyectos económicos, sociales y de salud, incluso los proyectos que fueron aprobados, que contaban con el financiamiento, fueron anulados o puestos en suspenso. Las postas sanitarias que funcionaban fueron saboteadas, impidiendo el ingreso de médicos.
  • TERROR: Se capturó familias, encuartelándolas, aislándolas del resto, realizando la “consulta” con ellos, para asegurar un resultado a su favor.

Finalmente indica Raul Prada:

  • “La narrativa gubernamental no tiene correspondencia con los hechos y los acontecimientos, que fueron ocultados con todo el aparato de desinformación del Estado, incluyendo su sistema de comunicación, que cuenta, además de los medios oficiales, con medios privados comprados”.
  • “La consulta develó, como en una radiografía, los secretos procedimientos del poder, las minuciosas operaciones que despliega, el detalle oculto de las relaciones de los funcionarios con los y las indígenas, el trato colonial al que son sometidos. Los funcionarios los consideran como sujetos menores, como menores de edad, a los que se puede manipular y engañar. Esta es una muestra patética de que la colonialidad del poder y del saber se conserva y manifiestan con toda la elocuencia de su despliegue dominante”.
  • “Si hasta ahora las comunidades del TIPNIS se han mantenido en resistencia contra la imposición de la carretera, con sus dos marchas, la VIII y la IX, y la resistencia tenaz a la “consulta”, es porque cuenta con una fuerza que no cuenta el gobierno, la fuerza ética, la fuerza que les otorga su propia dignidad, su propio gasto heroico”.

 

 

Xavier Albó, antropólogo

 

  • “La consulta en el TIPNIS no es un tema cerrado; se vienen mayores conflictos por la intención del gobierno de construir la carretera en medio de la zona ecológica”. 

 

  • “La propuesta del Ejecutivo de ejecutar una carretera ecológica por el corazón de la Tierra Comunitaria de Origen (TCO) se asemeja a una caricatura”.

 

  • “Hay mucha gente, yo incluido, no vemos que esto sea el final, seguirá y como los otros (gobierno) tienen poder y plata no sería raro que empiece la construcción a toda marcha; es un punto seguido, no es el final de todo”. 

 

  • “A los indígenas les queda seguir con la resistencia y pactar alianzas con organizaciones internacionales”. 

 

Pablo Rojas Paredes, activista del TIPNIS

 

  • “La resistencia ha vencido!, ¡la Consulta ha fracasado!, ¡el Tipnis es vida!”

 

  • “Desde la ciudad ¿qué podemos decir? Gracias hermanos y hermanas del Tipnis por su inclaudicable ejemplo de dignidad”.

 

Finalmente, como compiladores de estos informes contradictorios, nos sumamos en forma comprometida  a las miradas criticas en torno al carácter ilegal e ilegitima de todo el proceso de la “post consulta”  y a las nuevas resistencias que van surgiendo (incluyendo una posible nueva marcha internacional para llegar a la “Gran Manzana” en Nueva York) …. en momentos en que estalla un escándalo (inter)nacional que involucra a altas (ex)autoridades del gobierno, las mismas que levantaron hace poco absurdas acusaciones en contra de una cantidad de indígenas y activistas del TIPNIS en torno a un supuesto “secuestro” e  “intento de asesinato”. ¿¡Qué tal!?

 

…y que no nos sigan diciendo que los defensores del TIPNIS somos “de la derecha” o que la embajada de Estados Unidos nos apoya por  que llama a algunos de nuestras portavoces. Ellos –como siempre-hacen su propio trabajo y buscan pescar en rio revuelto. Allá ellos…

 

Aquí nosotros.

 

 

Noticia original: Informe: la resistencia continúa en el TIPNIS

view

Noticia enviada por Londra

Es la nutria más grande del mundo,son animales semiacuaticos, diurnos, sociales y muy carismáticos que viven en grupos con un promedio de 5 individuos,. Con menos de 700 individuos que se estima viven en la amazonia boliviana, la londra es uno de los grandes carnívoros mas amenazados de Sudamérica y es a la vez uno de los grandes predadores de los bosques tropicales.

More Posts