Indígenas: en Bolivia todavía reina el Estado Transnacional

0

CIDOB y CONAMAQ: En Bolivia todavía reina el Estado Transnacional

28 de noviembre de 2013

La Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB) y el Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (CONAMAQ) se reunieron durante dos días en la ciudad de Camiri para fortalecer la unión del movimiento indígena del país. Luego de debates y análisis de la coyuntura nacional, emitieron un documento conjunto en el cual evidencian los intentos del gobierno de Evo Morales por desbaratar la lucha que las comunidades indígenas de tierras altas y tierras bajas encaran desde 1990 para construir un Estado Plurinacional que cobije y respete los derechos de quienes históricamente fueron oprimidos. Hoy esa historia de opresión continúa, porque la idea de hacer una nueva Bolivia, plasmada en la Constitución vigente, parece haber sido borrada de las mentes de los funcionarios del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Las organizaciones indígenas exigen al Gobierno nacional que se abstenga de continuar aprobando leyes dañinas para los territorios comunitarios de origen (TCO), pero beneficiosas para las empresas transnacionales que desde hace siglos extraen los recursos naturales de Bolivia para venderlos a precios irrisorios.

En el documento de las organizaciones firmado en Camiri este 26 de noviembre, ponen de manifiesto que el MAS ha implantado “descaradamente una dictadura neocolonial para favorecer y consolidar económicamente a la oligarquía colonial capitalista de las empresas transnacionales que tienen jugosas ganancias, sin importar que los pueblos indígenas se encuentren cada vez más postergados en Educación, Salud y otros derechos”.

De esta segunda Comisión Nacional de la CIDOB participaron -además del CONAMAQ- la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG) y la Confederación Nacional de Mujeres Indígenas de Bolivia (CNAMIB). Hubo más de 250 participantes, venidos de todos los rincones del país, trajinados con viajes de dos días en muchos casos, llegados con la esperanza de lograr reunificar al movimiento indígena, luego de resistir ataques de todo tipo de parte de este Gobierno llamado Plurinacional. Más de 50 hermanas y hermanos de los Andes arribaron a Camiri en una flota antigua para apoyar a los pueblos del oriente, Chaco y Amazonía, también para compartir vivencias.

“Es muy importante este encuentro entre la CIDOB, el CONAMAQ y la CNAMIB, porque hemos podido darnos fuerza como pueblos indígenas. Nuestra alianza es para hacer respetar los derechos de los pueblos indígenas y también para incidir en la agenda legislativa, así evitaremos que el Presidente nos imponga leyes que afectan a los pueblos indígenas”, explicó tata Félix Becerra, Jiliri Apu Mallku del Consejo. “Además, analizamos la manera más adecuada de participar como pueblos indígenas en las elecciones generales de 2014”, comentó.

En la resolución conjunta, las organizaciones indígenas aclaran que decidieron presentar candidatos propios en 2014 y formar alianzas con sectores urbanos porque “después de haber impulsado la candidatura del hermano indígena (Evo Morales) y haber consolidado la nueva Constitución nos han traicionado e incumplido la agenda y el objetivo del pueblo indígena, que es el autogobierno”.

“Luego del análisis, consideramos que la propuesta de ley de Minería del oficialismo atenta contra los territorios indígenas. En el mismo sentido, evaluamos que la ley marco de Consulta minimiza nuestro derecho a la Consulta previa. En ese marco, declaramos que nos aferrarnos al Convenio 169 de la OIT y a la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas de las Naciones Unidas”, dijo Adolfo Chávez Beyuma, presidente de la CIDOB orgánica.

“Sobre el tema de tenencia de tierras, consideramos que con el Censo Agropecuario el Gobierno nacional está forzando a que las propiedades colectivas de los pueblos indígenas pasen a dominio de la agroindustria mecanizada. Queda claro que hay interés del Gobierno por destruir los territorios indígenas o, a lo sumo, reducir los territorios comunitarios de origen a simples comunidades parceladas”, expresó el líder del pueblo Takana.

Hasta hace poco, Chávez junto a Pedro Nuny y Fernando Vargas Mosúa estuvieron prácticamente presos durante tres meses en la sede de la Subcentral TIPNIS, en la ciudad de Trinidad. Si salían a la calle, hubieran sido encerrados en la cárcel y llevados ante la Justicia ordinaria por el supuesto (y falso) intento de homicidio al dirigente masista Gumercindo Pradel, obediente a cualquier deseo del presidente Morales. Finalmente, la acusación se volvió insostenible y los tres dirigentes pudieron volver a disfrutar del sol y la libertad.

“Lo que nos pasó es parte de la vivencia dirigencial. Todavía hay muchos dirigentes y dirigentas que realmente hacemos valer nuestros derechos en cualquier instancia, sea local, departamental o nacional. Ahora el Gobierno no puede respetar a la propia Constitución, por ello comete errores de amedrentamiento y persecución política a muchos dirigentes. Aunque el Gobierno judicialice a cualquier líder indígena, estamos seguros de que nadie va a hacernos asustar o amedrentar. Porque a pesar de ese amedrentamiento, nosotros confiamos en la Constitución y creemos que no nos pueden despojar de lo principal para nosotros, que es nuestro territorio comunitario”, dijo Chávez.

En las intervenciones de varios hermanos y hermanas, quedaba claro que habían estado del lado de la paralela dirigida por Melva Hurtado. Pero habían regresado a la CIDOB orgánica ante la evidencia de que el Gobierno nacional está empeñado en desmembrar al movimiento indígena de Bolivia, todo para imponer sus megaproyectos de infraestructura y extractivos, que a largo plazo destruirían a los territorios indígenas.

Para lograr tan alta participación de las bases, la directiva de la CIDOB recorrió en los últimos meses decenas de territorios indígenas, informando a las bases para que no cayeran en las mentiras del Gobierno, las cuales siempre llegan acompañadas de tristes regalos.

“Necesitamos continuar el recorrido de las TCO, porque ellas hacen al conjunto de la territorialidad. Es necesario seguir trabajando, porque evidentemente aquí hay muchas TCO presentes. De aquí en adelante, la CIDOB coordinará directamente con los territorios indígenas”, dijo Chávez. Seguirán este plan, porque consideran que los dirigentes de la mayoría de las regionales de esta matriz se han “vendido” al Gobierno nacional, lo cual imposibilita coordinar con ellos.

“Aquí no hablemos de cuántas regionales están presentes, porque las cabezas de las regionales realmente están vendidas al Gobierno. Aquí están los verdaderos dirigentes que vienen de los pueblos, de las bases, para representar a su organización que es la CIDOB. Ahora nuestra tarea es unificar a todos los pueblos que están divididos, porque el Gobierno metió su mano sucia en la estructura orgánica de la CIDOB para dividirnos. Ningún otro Gobierno había hecho semejante cosa. No podemos aceptar que sean divididas las organizaciones indígenas porque reclaman sus derechos. Persiguen a nuestros dirigentes como si fueran unos malhechores. Creo que ya debemos decir ‘basta’, porque realmente estamos siendo avasallados, vulnerados en nuestros derechos. Este Gobierno quiere hacer desaparecer al movimiento indígena”, dijo Miriam Pariamo, vicepresidenta de la Central de Mujeres Indígenas de La Paz (CMILAP).

El documento “Mandato Político, Orgánico e Ideológico del Primer Encuentro Nacional de los Pueblos Indígenas (CIDOB, APG, CONAMAQ y CNAMIB)” se encuentra en el sitio web de la CIDOB (www.cidob-bo.org).