Gobierno admite nuevo fracaso de invasión al TIPNIS

0

tipnis gundonovia resistencia indígena en ríos

Victoria aparente de la delegación de indígenas en resistencia que hace una semana ingresaron desde distintos puntos del Territorio Indígena Isiboro Securé hasta la comunidad San Pablo, para evitar un falso encuentro convocado por el gobierno de Bolivia y las organizaciones sindicales no indígenas. Los sindicatos movilizados por el gobierno se encontrarían replegados en Gundonovia en este momento.

Luego de una semana, los ilegítimos convocantes no lograron instalar la reunión que tenía como objetivo “desconocer a los dirigentes que encabezaron la VIII y IX marcha en contra de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos”, como afirma la agencia de noticias gubernamentales ABI en nota publicada hoy. El fracaso del evento se da en medio de amenazas y rumores de ingreso de patrullas militares y de la visita en persona del presidente Evo Morales, para validar el evento y retomar el proyecto carretero.

Según la versión del gobierno –publicada en ABI- sostiene que los dos sindicatos no indígenas convocantes se replegaron hoy porque habrían sido supuestamente agredidos por otros funcionarios públicos: “para evitar que fueran agredidos como sucedió con sus similares del Consejo del Sur (CONISUR), decidieron regresar a Gundonovia en el ingreso al TIPNIS, para tomar decisiones”.

La fuente consultada por la agencia ABI sería el apócrifo presidente de la Subcentral Sécure, llamado Carlos Fabricano. Las organizaciones indígenas, las instituciones de derechos humanos de Bolivia como la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) han reconocido al indígena Emilio Nosa como legítimo presidente de esta subcentral, por lo que Carlos Fabricano resulta un impostor avalado e impuesto por el gobierno por ser servil a sus intereses extractivistas dentro del TIPNIS.

Esperaremos que las delegaciones en resistencia salgan del interior TIPNIS para obtener la información directa sobre las condiciones de este repliegue del gobierno. Los indígenas en resistencia deben navegar al menos dos días para poder salir a las primeras comunidades, por lo que no es posible ningún contacto de comunicación.

TIPNIS, TERRITORIO EN RESISTENCIA