El TIPNIS, refugio y no folclor

0

Hoy la construcción de la carretera está postergada hasta el 2014, año de elecciones presidenciales en Bolivia (para las que Evo Morales ya se habilitó como potencial reelecto) en que surgirá, al parecer, nuevamente el conflicto entre existencia real o folclorización en beneficio de una modernidad trasnacional.  Marielle Cauthin, periodista boliviana que escribe, investiga y colabora con Territorios en Resistencia, nos cuenta la polémica tras la pugna por losTipnis en Bolivia.

ENTREVISTA A MARIELLE CAUTHIN, PERIODISTA DE TERRITORIOS EN RESISTENCIA

EL TIPNIS, REFUGIO Y NO FOLCLOR

Dos marchas de pueblos originarios del TIPNIS, Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro-Secure, remecieron a los movimientos sociales antineoliberales de Abya Yala. Fueron protestas que enfrentaron a pueblos originarios con un gobierno indígena fracturando imaginarios de socialismos anticoloniales.

En dos ocasiones mujeres tsimanas, moxeñas y yuracarés, las mismas sobre las que Evo Morales había bromeado diciendo públicamente a jóvenes varones del Chapare que “las enamoren” para hacerlas aceptar la carretera(1), caminaron durante dos meses desde su territorio, en tierras bajas, a La Paz. Iban con wawas, carpas, cocinando, sirviendo, lavando ropa, bañando a los niños y niñas, y más. Los hombres dirigían; los curas, ambientalistas, ecologistas, periodistas iban de atrás y también jóvenes libertarias acompañaban. Rezaban todos los domingos y el 25 de septiembre de 2011 fueron reprimidos.

La primera marcha, octava para la historia de las marchas indígenas Por Territorio y Dignidad, llegó a La Paz con un aura de heroísmo, cientos de personas la aplaudieron en las calles, la de 2012 en cambio, acampó en los alrededores de la Plaza Murillo, no fue recibida por Evo y se volvió a su selva en silencio. Gente de movimientos sociales que en 2011 hasta les habían acogido en sus casas, esta vez ni les miraron. Habían sido descalificadas como “títeres de la Derecha”, y se había hecho peligroso apoyarles: jóvenes que les habían acompañado en la marcha anterior, ahora estaban encarcelados, acusados de terroristas en un caso “bombas” a la boliviana(2).

Marielle Cauthin, periodista boliviana que escribe, investiga y colabora con Territorios en Resistencia(3), un colectivo “que visibiliza las luchas sociales en la región, en Bolivia, y en específico el conflicto del TIPNIS”, aceptó darnos su opinión y contestar algunas de nuestras interrogantes.

Se rezaba mucho en las marchas del TIPNIS… ¿Manipulación de la Iglesia?

No, son los resabios de la colonia. Los indígenas de tierras bajas son muy católicos. Lo que ha sido favorable es que la Iglesia Católica tiene sectores más progresistas y son los que se han involucrado y apoyado a las marchas…

Pero la Derecha sí se aprovecha.

Son como aves carroñeras, pero son una Derecha raquítica. Los indígenas son los únicos protagonistas de su lucha. Puede que las altas dirigencias al verse huérfanas del apoyo del gobierno estén más proclives a dejarse influenciar por empresarios, por comités cívicos, por patronas rubias, pero lo que opine la Derecha y las razones de la resistencia de los pueblos del TIPNIS son muy distintas. Las bases indígenas no son de Derecha por eso se han sentido traicionadas, y cuando la represión exclamaban: “¡Cómo el hermano Evo puede habernos apaleado!”.

¿Por qué se resisten a la carretera?

Porque tienen una relación umbilical con la tierra, y atravesarla es atravesar un órgano vivo unido a ellos, es matarse física y culturalmente. Conservan intacto su territorio y le llaman “la loma santa” porque los ha acogido desde la colonia. Cuando eran asfixiados por la angurria urbana se refugiaban allí. Los yuracarés que han estado más expuestos a otra carretera, Cochabamba-Santa Cruz, han sido casi exterminados, ahora los que quedan en el TIPNIS no quieren otra carretera, no les interesa conectarse con la modernidad, dicen: “nosotros somos de río, no hace falta carretera”. Allá se entra por ríos. Pero el gobierno presiona, manda helicópteros, les lleva motores y cocinas, y arroz, y les hacen firmar papeles… Les están invadiendo igual que la colonia, les dan espejitos…

CONCESIONES PETRO EN TIPNIS 2013

 

¿DESARROLLO? NO PARA LAS NIÑAS NI LAS MUJERES

La lucha del TIPNIS, el gobierno boliviano, la ha presentado como “capitalismo verde”(4)… “Le conviene decir eso”, responde Marielle,”pero acá el Capitalismo lo trae la carretera porque beneficia directamente a la exploración petrolera, y también el gobierno asumió compromisos con los sindicatos de productores de hoja de coca para darles más tierras, que no le van a quitar al latifundio, sino a los pueblos originarios. El gobierno dice que estos pueblos tienen mucha tierra y no la usan, que es una tierra “ociosa”…

O sea lo que dicen los blancos: los indios son “flojos”…

Exactamente, el discurso neocolonialista del uso de la tierra: Ellos no producen, nosotros sí. Y su monoproducción –de la hoja de coca- saca más cosechas al año sólo gracias a los agroquímicos, pero no les importa, la privilegian igual. Se permite la propiedad privada del latifundio, pero se avasalla tierras colectivas y se favorece la proyección regional de integración caminera, el IIRSA(5), la ocupación física después permite la ocupación legal.

¿Hay otros ejemplos en Bolivia?

Sí, los yuquis. Habitaban toda la parte tropical de Cochabamba, se hizo una carretera interdepartamental que une Cochabamba y Santa Cruz, que es útil a los productores de hoja de coca, y los indígenas yuquis han sido diezmados, dominados por las iglesias evangélicas, sufren de tuberculosis. Otro caso son los ayoreos(6) del Chaco, asentados en Santa Cruz. Ahí se construyó la carretera que une Santa Cruz con la Chiquitanía y ellos que eran un pueblo nómade, fueron obligados al sedentarismo, les dieron tierras (en los 90), les construyeron casitas precarias y cementerio, los obligaron a entrar en el esquema judeo-cristiano. Muchos se fueron a las ciudades, se volvieron indigentes, las niñas y mujeres ayoreas salían a la carretera y eran explotadas sexualmente por los camioneros, al final se integraron al indigenismo domesticado: a producir artesanía…

Se volvieron floclor…

Sí, una carretera involucra el desplazamiento de los pueblos que habitan ahí. El gobierno dice que las carreteras traen desarrollo, pero ¿para quién?…  Diputados que ahora están en el poder se refieren a los indígenas de tierras bajas como “salvajes”, una cosa bien racista, una mirada blancoide.

“PAGARÍAMOS Y LES DEBERÍAMOS A LOS MISMOS”

El marco jurídico de Bolivia es uno de los más avanzados en América Latina sobre lo que llaman “tema indígena”, sin embargo el mismo gobierno que lo elaboró, firmó sin consultar a los habitantes originarios, un contrato millonario con la empresa brasileña OAS para construir la carretera que partirá el TIPNIS en dos.

¿De qué se trata todo esto?

El contrato se firmó en agosto de 2008. La empresa OAS, por lo que sabemos, podría ser una fuente de financiamiento del PT, del Partido de los Trabajadores, el partido de Lula, quien al momento de la firma del contrato era presidente de Brasil. Vamos a pagar más de un millón de dólares por kilómetro de carretera y le pagamos y le debemos a intereses privados del mismo origen: brasileño. La plata para construir nos la prestaría el Banco de Desarrollo de Brasil, Bndes. O sea, para hacer una carretera que los habitantes del territorio no quieren, le pagamos a una empresa brasileña un dinero que vamos a quedar debiendo a un banco brasileño.

¡Más de un millón por kilómetro de carretera!…

Sí y la famosa “carretera” ni siquiera es una carretera como tal, es solamente una apertura de caminos. OAS talaría los árboles, aplanaría la vía y ya. Tendría una extensión de más 300 kilómetros, iría desde el extremo sur del TIPNIS en el departamento de Cochabamba al extremo norte en el departamento del Beni. Sería el tramo Villa Tunari-San Ignacio de Moxos.

¿Y cómo nadie dijo nada en 2008?

Porque el gobierno no informó y la gente se enteró recién en 2010 cuando se iniciaron los preparativos de la empresa OAS en el territorio. Algunas instituciones y ONGs habían iniciado estudios de impacto ambiental, pero no era de manejo público y no se hablaba de la vulneración a los derechos indígenas. Son los indígenas de la Subcentral TIPNIS con Adolfo Moye a la cabeza, los que anuncian su rechazo a esas obras que vulneran la normativa y las luchas del pueblo.

¿Cómo vulneran?

En los años 70 se logró el estatus de Parque Nacional Isiboro Secure, lo que significa que se prohíbe terminantemente cualquier proyecto de infraestructura ahí. En los 90 los pueblos indígenas de tierras bajas hicieron marchas Por la Dignidad, la Tierra y el Territorio, y en la década del 2000 vinieron movilizaciones popular-campesinas como la Guerra del Agua, la Guerra del Gas, y el TIPNIS entró también como demanda indígena para convertirse además en territorio ancestral reconocido. En 2009 se logra la titulación de TCO, Tierra Comunitaria de Origen, a nombre de la Subcentral TIPNIS. El propio Evo la entrega…

Suena a una lucha autónoma, legalizada… ¿sobreinstitucionalizada?…

Puede verse así… En Bolivia hay una Ley y un Ministerio de Autonomías, pero es un Ministerio que en realidad coloca obstáculos a la autonomía. Por ejemplo, no es automático que la TCO se vuelva autónoma, antes debe comprobarse que no hay conflictos territoriales, luego, las que califican, deben ir a referendun y más trámites… En teoría, autonomía indígena sería autogobierno, pero el Ministerio de Autonomías ha llegado al extremo de convencer a las comunidades de que no se vuelvan autónomos, si no municipios indígenas. Los indígenas originarios han dejado la organización indígena comunal porque los productores de hoja de coca les han obligado a sindicalizarse para permanecer en el territorio, y el gobierno sacó una propaganda diciendo que la nueva etnia en el TIPNIS era la “kollacaré”, es decir mezcla de kolla con yuracaré…

¿Cómo es eso?

A gente de tierras altas, aimara o kechua, se la conoce como kolla por la cultura pre-colonial del mismo nombre, kolla. Es gente que dejó sus tierras ancestrales para volverse campesinos en tierras bajas y siempre les hemos llamado colonos, pero el gobierno ahora les llama “interculturales”.

Resistencia en el TIPNIS

Resistencia en el TIPNIS

 

NORMATIVA QUE NIEGA LA TIERRA COMUNITARIA DE ORIGEN

Hay tres subcentrales en el TIPINIS, la primera del mismo nombre (TIPNIS), la segunda, Isiboro Secure y la tercera, Conisur, de los productores de hoja de coca. Son organizaciones sindicales territoriales. La subcentral TIPNIS con la Isiboro Secure aglutina a 65 comunidades originarias que tienen títulos comunitarios de “propietarias del TIPNIS”, según la ley. La tercera subcentral, Conisur, corresponde a lo que se nombra como Polígono 7-Conisur (ver imagen) en el que habitan los productores de hoja coca, quienes tienen titulaciones individuales de tierras.

Parece todo saneado, al menos legalmente…

Pero en 2006, o sea antes de la entrega del título y antes de la firma del contrato con OAS, el gobierno de Evo ya había promulgado otra Ley, la 3477 (22 /11/ 2006) que  señala “de prioridad nacional la elaboración del Estudio a Diseño Final y construcción del tramo Villa Tunari–San Ignacio de Moxos”, o sea el tramo de carretera por el TIPINIS. Por eso se aprobó la licitación de la carretera…

¿Me dices que ellos estaban previendo esto desde antes?

¡Claro, claro! El mismo gobierno propone esta ley al poco tiempo de tomar el poder.  Tenía una estrategia de vinculación caminera y aseguró una normativa “de prioridad nacional” para poder luego licitar y adjudicar la carretera…

¿Qué intereses hay en juego?

Empresas petroleras que han invertido en exploraciones desde los 70, la empresa Total (francesa), la British Petróleo en algún momento, ahora REPSOL y Petrobras. Para sus exploraciones abrieron caminos por Cochabamba y por ahí mismo ingresaron productores de hoja de coca venidos del Altiplano, de Oruro y de La Paz y esos son los otros intereses, los de los colonos cocaleros.

¿ES UN GOBIERNO INDÍGENA?

“Es un gobierno que ha capitalizado el discurso indígena”, rectifica Marielle. “Los movimientos sociales cuestionaron un modelo único de desarrollo heredado de La Colonia y el gobierno de Evo capitalizó ese discurso anticolonial. Ahora gobierna para sí mismo y para el mercado de capitales externos porque es extractivista, no cambia la matriz productiva y nos está volviendo a condenar al destino que nos había condenado La Colonia…

Pero ha generado una legislación favorable a los pueblos originarios…

Ha visibilizado políticamente el discurso indígena, da cuotas de poder, “empodera”, ahora hay mucha presencia indígena en el parlamento. Para manejar esto hizo surgir el concepto “indígena originario campesino”, o sea al indígena originario, le pegó el “campesino” para favorecer a sus bases, los colonos cocaleros, pero sin cuestionar las profundas relaciones de subordinación entre los “indígenas originarios campesinos”, y esas contradicciones no resueltas -tal vez creadas adrede-, son las que ahora están en pugna. Se ha generado la idea de indígenas de primera e indígenas de segunda, y por otro lado, esta gestión actual está yendo del indigenismo al estatismo.

¿Cómo?

El estatismo clásico: nacionaliza, pero lo hace a medias, comprando acciones, indemnizando al privado, en casos sin quitar ni siquiera los títulos. Es una nacionalización con un bajo impacto en los sectores claves de productividad del país…

Los cocaleros antes, denunciaban al imperialismo…

Sí, y Evo viene de los cocaleros del Chapare. En los 90 denunciaron a EE.UU. porque había militares gringos en el Chapare adiestrando a militares bolivianos para matar a los productores de hoja de coca. EE.UU. lo justificaba con su “política antidroga” y los cocaleros decían: “¡Si quieren hacer política anti-drogas, váyanse a hacerla a su país!”. Y tenían razón porque nosotros tenemos un consumo cultural de la hoja de coca…

¿Y qué pasa ahora?

Sigue el consumo cultural, pero también la FELCC, Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen, de Bolivia, dice que sólo en 2011, en el polígono 7-Conisur se han encontrado más de 80 fábricas de cocaína. Lo que está pasando ahora es que tenemos un gobierno tolerante con el narcotráfico, que sigue vendiendo nuestra materia prima, el gas…

¿Y cómo debería ser?

Debería generar capacidad de industrialización y comercialización de los recursos. Se hizo una planta para producir cartón y otra para producir fertilizantes, pequeñas fábricas estatales de bajísimo impacto y con mucha inversión. El gobierno ha renegociado los contratos petroleros, logra más regalías, ha generado una legislación favorable, pero siguen los capitales trasnacionales presentes en el país. Hasta su propio estatismo está mal enfocado, hay compadrazgo con las empresas privadas. Dicen que quieren sacar a la Cooperación Internacional, pero no lo hacen…

¡Parecen estar todas las platas de la Cooperación en Bolivia!…

Claro, está lleno, en el Chapare, antes, no había ni una piedra que no estuviera auspiciada por USAID. Han echado a USAID y han traído a la Unión Europea, y ahora no hay ni una piedra que no esté auspiciada por la Unión Europea…

Y la USAID sigue en Bolivia…

Claro que sigue, lo expulsan supuestamente, pero financia proyectos del mismo Estado…

Es raro…

Es que el discurso se ha vaciado, y la muestra más patente es el TIPNIS: se niega los derechos indígenas para obtener inversiones extranjeras. Por eso el pueblo del TIPNIS decide movilizarse en un contexto desfavorable, con un gobierno que tiene una imagen internacional indígena, pero que en lo interno, cuando protestan los indígenas, los acusa de títeres movidos por la Derecha y hasta los reprime

Y LAS MUJERES DEL TIPNIS “SECUESTRARON” AL CANCILLER

Fue un domingo 25 de septiembre en Chaparina, San Borja. Los medios de comunicación habían salido para enviar despachos desde el pueblo. Los policías aprovecharon esto para rodearles y los hombres salieron con lanzas y flechas a defenderse…

Y las mujeres…

Cuando llegó el canciller “a dialogar” dijo: “compañeros el gobierno ha decidido que se construye la carretera”. Ahí las mujeres lo agarraron y le dijeron: “¡Usted nos va a ayudar a romper este bloqueo policial!”, y lo llevaron como escudo humano y lograron pasar el cerco. Teníamos vigilias permanentes en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. Juntábamos agua, alimentos, medicamentos, ropa de abrigo para la marcha. El gobierno se asustó e influyó para que sindicatos campesinos salieran a bloquear el camino de la marcha y mandó 600 policías a una marcha de 800 personas. Había pinchado los teléfonos, trató de sobornar, intimidó, nada le dio resultado, entonces se agarró de esto y reprimió. Hubo costillas quebradas, mucho terror y niños perdidos, pero la marcha llegó.

¿En qué va el conflicto hoy?…

En julio de 2012 se hizo una supuesta “consulta previa”. El Convenio 169 de la OIT estipula que los Estados deben consultar de manera “previa, libre, informada y de buena fe” a los pueblos originarios, pero esta consulta, claramente no fue previa, ni libre, sino impuesta, ni informada, pues el gobierno ocultó datos, y tampoco hubo buena fe porque entre otras cosas, no se respetó las normas internas de las comunidades ni de sus organizaciones. El gobierno emitió un informe en el que sostiene que el 80 por ciento de las comunidades aceptarían la carretera, sin embargo, un informe posterior emitido en abril recién pasado (2013) (7) por la Asamblea de Derechos Humanos de Bolivia, la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) y la comisión independiente de la Iglesia Católica, estableció que en un recorrido por las comunidades consultadas, hubo manipulación porque 30 de las 36 comunidades visitadas confirmaron su rechazo a la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, y sostuvieron que el Gobierno les decía que sin carretera, no podrían tener acceso a beneficios de salud, educación, etcétera.

Actualmente la construcción de la carretera está postergada hasta el 2014, año de elecciones presidenciales en Bolivia (para las que Evo Morales ya se habilitó como potencial reelecto) en que surgirá, al parecer, nuevamente el conflicto entre existencia real o folclorización en beneficio de una modernidad trasnacional.

Mapa IIRSA

 

Victoria Aldunate, feminista autónoma Wallmapu,

memoria feminist, PUNTADA CON HILO: http://lapuntadaconhilo.blogspot.com/

http://www.facebook.com/pages/Puntada-Con-Hilo-Comunicaci%C3%B3n-Feminista/180046102119386

 Publicado originalmente en:

http://lapuntadaconhilo.blogspot.com/2013/05/bolivia-tipnis-moxenas-tsimanas-y.html

 

Referencias

1. Ver declaración feministas de Cochabamba, Luchemos por Nosotras: Ante las palabras machistas, colonialistas y racistas del gobierno boliviano para las mujeres yuracarés: http://luchemospornosotrasenlapuntada.blogspot.com/2012/09/solidaridad-con-las-mujeres-yuracares.html; Ver también artículo de La Razón (Willy Chipana) La Paz 1 de agosto de 2011: http://quepasaconeltipnisenlapuntadaconhilo.blogspot.com/2013/05/machismo-y-sexaje-conquistar-las-mujeres.html;

2. Ver artículo: Nina y Henry acusados de terroristas: http://kaosenlared.net/america-latina/item/20249-bolivia-nina-y-henry-acusados-de-terroristas.html

3. Ver: http://www.territoriosenresistencia.org/. Marielle Cauthin dice sobre Territorios…: “Nuestra mirada es desde la historia larga de la resistencia indígena y desde la historia reciente de la resistencia al fascismo en los 70 y los 80 y creemos en la lucha territorial”.

4. Ver García Linera, Alvaro. “Geopolítica de la Amazonía”, de distribución gratuita, Ed. Vicepresidencia del Estado Plurinacional, La Paz 2012. Ver en: http://quepasaconeltipnisenlapuntadaconhilo.blogspot.com/2013/05/geopolitica-de-la-amazonia.html,

5. “La IIRSA es un proyecto regional de infraestructuras que, no de forma casual, surgió en Brasil… En total implica la construcción de 514 proyectos de vías… y una inversión estimada de 69 mil millones de dólares divididos en 12 ejes. De este total, 4.479,05 millones de dólares y seis ejes corresponden a Bolivia, para cuya financiación se han firmado préstamos con el Banco Mundial (BM), Corporación Andina de Fomento (CAF) y Banco Interamericano de Desarrollo (BID), llegando a sumar el 78% de la deuda externa contraída por Bolivia con estas instituciones en 2008…” (Amils Samalot, Rosemary, Bolivia. “Más allá del territorio: el cuerpo de la mujer y la reivindicación del territorio entre los pueblos indígenas y campesinos del oriente boliviano”. 1º seminario: Género y Globalización, Maestría en Género y Políticas Públicas, PRIGEPP, FLACSO, año 2010). Ver también artículo: “TIPNIS: Virus de altura y Derecha hipócrita”: http://old.kaosenlared.net/noticia/tipnis-virus-altura-derecha-hipocrita)

6. Ver Testimonio de un  ayoreo: http://lapuntadaconhilo.blogspot.com/2013/04/pueblo-ayoreo-voz-contra-la-civilizacion.html

7. Ver Verificación de la Consulta del TIPNIS, Documento elaborado por la APDHB y la FIDH en el marco de la Misión al TIPNIS del 29 de noviembre al 14 de diciembre de 2012, a solicitud orgánica de los dirigentes indígenas de la CPEMB y de la subcentral TIPNIS: http://quepasaconeltipnisenlapuntadaconhilo.blogspot.com/2013/05/informe-de-derechos-humanos-sobre-el.html;  Ver también: “Miseria de la Geopolítica” (en respuesta a García Linera) de la Raúl Prada en: http://quepasaconeltipnisenlapuntadaconhilo.blogspot.com/2013/05/miseria-de-la-geopolitica.htm