Ecuador, militantes sociales condenados por terrorismo

0

“Los 10 de Luluncoto” fueron declarados culpables. Tras permanecer un año en prisión en Quito – Ecuador, los presos políticos denominados “Los 10 de Luluncoto” (siete hombres y tres mujeres) fueron condenados por la Corte Nacional de Justicia (CNJ) de Ecuador por “tentativa de terrorismo”.

Fueron acusados de detonar tres bombas panfletarias en las ciudades de Quito, Guayaquil y Cuenca durante la visita del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en diciembre de 2011. La detención se efectuó el 3 de marzo de 2012 cuando los militantes trataban en una reunión su participación en la Marcha Plurinacional por el Agua la Vida y la Dignidad de los Pueblos que se realizaría al día siguiente, organizada por comunidades indígenas.

La defensa apelará la condena y llevará el caso a instancias internacionales. Es la primera vez en el Ecuador que se utiliza esta figura legal, contemplada en el artículo 160 del Código Penal.

Antecedentes

El sábado 03 de marzo, previo a la Marcha Plurinacional por el Agua, la Vida y la Dignidad de los Pueblos, el Ministerio del Interior del Ecuador montó un operativo denominado “Sol Rojo”, supuestamente para capturar a quienes “planificaban desestabilizar al gobierno”.

En este operativo detuvieron a 10 jóvenes en una reunión en el barrio popular Luluncoto, al sur de Quito. 7 hombres y 3 mujeres, una de ellas embarazada, fueron incomunicados durante un día y con un procedimiento viciado se les formuló un juicio por “actos terroristas”

Un mes después de su detención, la Policía, el GIR, el GOE, realizaron allanamientos simultáneos en las casas de sus familias en horas de la madrugada. Las evidencias tomadas por la Policía son: camisetas rojas del Ché Guevara, discos de música protesta como Victor Jara, Quillapallun, Jaime Guevara, cuadernos de la Universidad Central del Ecuador, libros de política, pañuelos del Movimiento Sandinista de Nicaragua.

Casos similares

En Bolivia, en mayo de 2012 el gobierno montó similar operativo de rastrillaje, allanamientos y detención de al menos 10 hombres y una mujer acusados de terrorismo por supuestamente haber puesto explosivos en cajeros automáticos de bancos privados.

Al momento, cuatro personas siguen detenidas con pruebas como parches, fanzines, banderas wiphala y con supuestos nexos internacionales. Muchos de los detenidos son anarquistas y antiautoritarios, y en su momento apoyaban a indígenas del TIPNIS, movilizados contra la construcción de una carretera por su territorio.

En agosto de 2010, en Chile se realizó otro operativo de allanamientos de domicilios y  casas okupa, dando lugar a la detención de 14 personas, entre anarquistas, antiautoritarios y marxistas acusados por el Gobierno de delitos de Financiamiento del Terrorismo y de colocación de artefacto terrorista. Después de casi un año de prisión, todos los imputados fueron declarados inocentes y absuelto tras un largo y escandaloso juicio que culminó en la Corte Suprema chilena fallaron de forma unánime por mantener la absolución, en septiembre de 2012. Felipe Guerra, uno de los absueltos declaró: “Lo que ha quedado claro es que el terrorismo viene de parte del Estado, de parte de la Fiscalía, que con acciones represivas, con allanamientos, con detenciones busca generar el temor justificado a que otra gente sea víctima de la represión. Es lo mismo que dice la Ley Antiterrorista pero aplicado a ellos. Se toma bien el fallo, pero entendemos que acá va a continuar el caso, en Corte de Apelaciones, suponemos que la Fiscalía seguirá mañosa apelando, y seguiremos firmes, tratando de mantener la dignidad, en un proceso que ha sido bastante terrible y terrorífico”.

En ambos casos, Bolivia y Chile, como en Ecuador, los detenidos acusan a sus gobiernos respectivos de haberlos acusado bajo montajes y declaran en todo momento su inocencia.

Reporte de Territorios en Resistencia con datos de AW, INREDH 

VIDEO SUGERIDO: https://www.youtube.com/watch?v=s1tk2dtnM64

Libertad a dirigentes sociales ecuador