Desde Puente San Lorenzo, nuestra preocupación

3

En Territorios en Resistencia expresamos nuestra preocupación porque hoy 25 de mayo de 2012, la IX Marcha en defensa del Territorio Indígena y Parque Isiboro Secure (TIPNIS) vuelve al mismo lugar donde hace ocho meses el Gobierno de Bolivia ordenara su represión y dispersión, propiciada por más de 600 policías y justificada por la orden del mismo Gobierno de un bloqueo obligado de los hermanos campesinos en el sector de Chaparina, tristemente célebre por este acontecimiento.

Como aquella vez en 2011, nuevamente el Gobierno boliviano intenta evadir su responsabilidad como garante de los derechos humanos y garante de los derechos indígenas territoriales; y nuevamente como en 2011 busca involucrar a otros sectores sociales de base para justificar el enfrentamiento entre bolivianos y bolivianas, nuevamente elude responder al conflicto del movimiento indígena contra la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos, y ahora quiere confrontar a este movimiento digno con los hermanos productores de hoja de coca y los hermanos campesinos.

La columna de la IX Marcha realiza hoy un acto conmemorativo de aquel fatídico día en el que hombres, mujeres, ancianos, niños y niñas tuvieron que huir al monte o fueron arrestados, secuestrados y confinados, y posteriormente liberados por los hermanos de las poblaciones de San Borja y Rurrenabaque, que como el resto de los bolivianos indígenas y no indígenas expresaron su total apoyo a la causa indígena y a la causa del TIPNIS. Como aquel día, la IX Marcha vuelve a descansar en puente San Lorenzo, en la estancia de Erwin Otta, que el año pasado albergara a los 60 niños y niñas que huyeron al monte mientras sus madres y sus padres eran castigados por exigir sus derechos indígenas, por exigir respeto en su calidad de indígenas, por exigir un trato digno como indígenas al Estado Plurinacional, a la cabeza de Evo Morales.

Cerco policial de 2011 a la VIII marcha indigena por el TIPNIS

Cerco policial de 2011 a la VIII marcha indigena por el TIPNIS