Carta de Krudo desde penal Calauma

0

cado del Krudo a un año del montaje

A un año de la persecución y represión política por parte del estado tras haber montado infamias a individuos que se negaron a ser parte del orden establecido. Trece en total, quienes algunxs fueron desvirtuadxs del caso y liberadxs, como otrxs delatores y/o colaboración de la investigación de dicho montaje. Pues como se sabe (y no esta demás recalcar) tres somos encarcelados, ya que a quienes habrian colaborado lxs premiaron con arresto domiciliario, y nosotrxs trasladadxs a diferentes centros (de exterminio moral) penitenciarios. En todo o casi todo el transcurso de este año, la prisionera de la cárcel de mujeres (Obrajes) decide colaborar y obtener como premio el arresto domiciliario, quedando solo dos prisioneros. Posteriormente el prisionero de la cárcel de San Pedro consigue el arresto domiciliario también (pero no colaborando, lo cual es digno). Así hasta el día de hoy, 29 de mayo de 2013, yo sigo tras las rejas del castigo ejemplificador, y queda en mi recuerdo (que no se olvida, ni perdona) que hace un año me secuestraron y torturaron tratando de sacarme información que no tenia por que no existía y por supuesto con la intención de perjudicar a otros (pues, no lo hice).

Asi mismo (me parece importante) colectivos, individualidades y/o movimientos analizaron la situación desde la raíz del problema a manera propia, para tomar cada quien una postura al respecto. Pues de ese modo se dio a conocer la solidaridad correspondiente con quienes les parecia (no entrare en detalles de separatismo) coherente solidarizar, como de la misma manera rechazar actitudes de lxs que hoy se consideran como adaptadxs y arrepentidxs.

Ya hace un año y a estas alturas es de vital importancia reflexionar, autocriticarse y aprender de esta compleja experiencia.

Empezando por el apoyo de compañerxs de estos lugares y de afuera, pues se noto el gesto de no dejar atrás y no darle la espalda a quien lucha y es encarcelado. Pero es duro y hasta un poco doloroso el saber que algunxs solo buscaron protagonismo haciéndose conocer como el/la solidario (y para más peso como el/la unicx), solo demostrando que su lucha es engañarse a si mismx, y más aún cuando no se es consecuente con su discurso. Y pues más allá otrxs desaparecen totalmente después de haber solidarizado o hablado pensando que con una carta ya esta, y creando historias de que “yo hice bastante”.

Pues yo creo que la solidaridad y la lucha por la libertad no termina hasta ver a todxs lxs presxs luchando junto a sus afines, o al menos es una lucha de nunca acabar. Hay que ser consecuente con las ideas, luchar, actuar e incluso conspirar como para en verdad unx crea que lucha.

Al menos en estancia (involuntaria) en este lugar pude entender mejor la nota de ser consecuente, y entendí que incluso el acto de cometer errores nos ayuda mucho en la autocritica. Antes de ir un poco más allá en estas líneas no intentaré justificar mis errores ni mucho menos lavarme las manos, por eso es también que desde casi un principio aclare lo sucedido con respecto a mi única declaración, pues se sabe que el error que cometí fue haber firmado una declaración tergiversada y manipulada, sin percatarme de las consecuencias. Pero así es como me di cuenta de lo importante que es estar preparado ante un situación como esta, ya que le puede pasar a cualquiera que este dentro del entorno de la lucha por la liberación total (esto por que el estado persigue y perseguirá tanto como criminalizara a quien “encaje en un perfil” contrario a su orden social). Hasta hoy aprendí que los errores no son “pecados anarquistas” y no te llevan ni al fracaso ni a la derrota, más esto contradice a las actitudes perfeccionistas, los errores pueden ser redimidos y por eso a mis posibilidades trate de hacerlo mandando un memorial a mi juzgado dando a conocer que mi declaración fue manipulada y por lo tanto invalida. Y para quienes todavía creen que fracase ni modo, yo no le debo explicaciones a esa gente. Yo no fracase ni estoy derrotado, hoy me siento digno de ser lo que soy y quise ser. Creo que quien realmente fracasa y esta derrotado es aquel/aquella que se arrepiente de sus ideas y actos revolucionarios, y colabora con quienes nos encierran, adaptandose al sistema legal de las cosas, prefiriendo optar por vivir “en armonía” con la sociedad contra la que conspiraron.

Ni fracaso, ni derrota, ni inocentes, ni culpables, por que considerarse inocente es afirmar que hay culpables, la resistencia debe estar aún latente.

Y si, aún seguiré agradecido con la constante solidaridad que hasta ahora se esta dando.

Salud, Punk y Anarquía!

Krudo
29 de mayo de 2013
Penal de Qalauma

libertad para krudo