Caciques del MAS someten y empobrecen a indígenas del norte del TIPNIS

0

Distribución de alcohol, familias separadas, comunidades amordazadas y servicios precarios es la realidad de las comunidades indígenas del Alto Sécure del TIPNIS, parte del tramo III de la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos y zona dominada por el Movimiento Al Socialismo (MAS).

Un cuadro con la foto de Evo Morales es devorado por las hormigas y la humedad en uno de los cabildos de las comunidades manejadas por Domingo Nogales y Carlos Fabricano, ambos indígenas que promovieron la anulación de la Ley 180 de protección del TIPNIS. La norma fue reemplazada por la Ley 969 en 2017 y permite la construcción de la vía.

En estas comunidades se vive con temor provocado por informantes como Félix Erwin, Marisela de Oromomo, Gregorio de San José y otros pagados por Fabricano, Nogales, Raquel Moye (exmarchista de 2011, reprimida en Chaparina), Julia Guayacuma y la diputada por el MAS, Ramona Moye. En las fotos a continuación se puede ver a Nogales en el acto de la derogación de la Ley 180 junto a Evo Morales, a lado se puede ver a Fabricano en una reunión con el gobernador del MAS del Beni, Alex Ferrier. Por otra parte, Ramona Moye es esposa de Carlos Fabricano.

El norte del TIPNIS
El norte del TIPNIS está habitado por 15 comunidades indígenas moxeño, yuracaré y de mayoría chimán. En esta zona conocen a la dirigencia orgánica como “los intangibles”, por su rechazo a la carretera y en favor de la protección del Parque y del territorio.

Delegación de la Subcentral TIPNIS ingresando al Alto Sécure

Entre febrero y marzo de 2018 una comisión de representantes de la Subcentral orgánica del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) organizó un recorrido a la zona norte del territorio, por el Alto Sécure, con el fin de denunciar a las comunidades indígenas la anulación de la Ley 180 de protección del territorio en favor de la Ley 969, que impone nuevamente la construcción de la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos a través del TIPNIS. Durante el recorrido la Subcentral TIPNIS visitó 6 de las 15 comunidades del Alto Sécure: Villa Hermosa, San José del Sécure, Santo Domingo, Santa Anita del Sécure, San Juan de la Curva y Oromomo. Las otras comunidades de la zona son: Cachuela, Nueva Natividad, Santa Rosa, La Capital, Areruta, Hushwe, Asunta.

Puede leer también: Mala fe. Cómo impone Evo Morales megaproyecto a indígenas del TIPNIS

Dominar a indígenas con alcohol y promesas de proyectos
La comisión llegó a la comunidad Santa Anita, dónde se llevaron la primera sorpresa: algunos comunarios les increparon e incluso amenazaron con decomisar el motor de la delegación, a pesar de esto, la mayoría de la comunidad quiso escucharlos: “ahí se ve que los jóvenes ya se dan cuenta de las actividades de Carlos Fabricano y del gobierno, porque todos los años prometen proyectos y nunca les cumplen. Se ve que las viviendas no están terminadas [son los famosos proyectos de vivienda social]. Los proyectos están chutos [falsos]. Hasta para su encuentro [en San Pablo en 2017] les sacaron una vaca y no les han pagado. En esa comunidad hablaron en contra de Carlos Fabricano y Ramona Moye (…) los comunarios saben que la carretera no les va a beneficiar”, explicó la comisión.

Comunarios chimanes de San Juan de la Curva

Posteriormente fueron a la comunidad San Juan de la Curva. Un profesor -que parece ser el único que hablaba castellano- les dijo que no se podían reunir con ellos porque “no tenían permiso de Carlos Fabricano”. El profesor reflexionó con la delegación: “Están peor que antes. No hacen nada si no les mandan los ‘contratistas’ del gobierno [no sabemos si en la zona hay adjudicaciones a empresas]. Solo les dan trago”, concluía el docente. Según la comisión, las infraestructuras comunales estaban en malas condiciones. “Con todos esos proyectos hemos visto cómo los utilizan a los hermanos chimanes”, expresaba la comisión.

A la comunidad Oromomo llegaron el 19 de marzo con un cálido recibimiento. Se llevaban a cabo los festejos del “Día del Padre”, la comunidad les invitó a festejar, cuando terminaron la actividad se enteraron que una comunaria llamada “Marisela” se había comunicado con Carlos Fabricano para delatar la presencia de la dirigencia; según las instrucciones que habría recibido, se aproximó a la delegación con comunarios ebrios: “aparecieron chupados (borrachos). Parece que fueron y les dieron tragos. Marisela preguntaba el por qué de la visita. La comisión explicó. Algunos borrachos nos acusaron de haber apaleado a los militares en el Centro de Gestión [en el último encuentro de agosto de 2017]. Tenían mala actitud, nos dieron 30 minutos para desaparecer”, comentó la delegación. Amenazaron a la comisión con decomisar su canoa y motor, hasta con chicotearles.

Guardaparques aliado al MAS. Sobrino de Domingo Nogales.

Al salir de Oromomo, la delegación se enteró que los guardaparques (del SERNAP -Servicio Nacional de Áreas Protegidas- que según denuncian ya no protege el parque sino que está al servicio del MAS) estaban esperándoles en la comunidad de San José con instrucciones –nuevamente- de confiscarles la canoa y el motor.

La carretera ya llega hasta Santo Domingo
La delegación informó que la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos ya llega hasta Santo Domingo. En los días que estuvieron en la comunidad, llegó un tractor por el tramo III de la carretera. La brecha caminera está promoviendo la parcelación de tierras y chacos a favor de colonos, que ya se están asentando a los bordes del camino entre Monte Grande y Santo Domingo.

Estos fenómenos están provocando trastornos fuertes en las relaciones interétnicas de las comunidades: “Santo Domingo no produce, solo pescan y cazan, viven pidiendo a los vecinos, ya no tienen chacos”, explicaba una de las personas integrantes de la delegación. Santo Domingo también ha sido una de las comunidades que confió en las promesas de Carlos Fabricano. El corregidor no les quiso recibir, en cambio, algunos comunarios accedieron a reunirse, y tras escuchar a la comisión no quisieron opinar por temor a represalias.

“No hay ese desarrollo que se dice en las comunidades”
En el Alto Sécure no solo se ven comunidades divididas, agentes pagados por los caciques Nogales y Fabricano para enviarles información y mantener el statu quo de la zona, sino y sobre todo se palpa el descontento y la frustración por las atropellos y las promesas incumplidas.

Comunidades del Alto Sécure

“Esas comunidades no son como las nuestras (sobre los ríos Isiboro, Sécure e Ichoa). Dicen que están los proyectos de Mi Agua, Mi Agua II, Luz eléctrica pero no hay nada”, se quejaba la comisión. El Gobierno ha usado a las comunidades del Alto Sécure para su propaganda política, afirmando que sus proyectos han llevado desarrollo a esas comunidades. “Hasta los profesores están con ganas de abandonar (las comunidades) porque están viendo lo pésimo que se vive (…). No hay ese desarrollo que se dice en las comunidades”.

La comunidad Totora tiene muchos problemas con la educación y salud, a tal punto que la comisión trajo un documento en el que todas las familias piden una pizarra para su escuela: “están peor que en el Sécure Bajo, pensábamos que con los recursos del turismo iban a estar mejor pero no”, concluyó la comisión.

La comunidad San José está absolutamente manejada por el corregidor, de nombre Gregorio, aliado a Carlos Fabricano. Se le prohibió a la comisión convocar a una reunión, aún así pudieron conversar con algunos comunarios: “en esa comunidad no hay nada de nada, hasta el pasto está alto”.

Las comunidades más desoladas por el abandono de sus comunarios y comunarias son Asunta y Santo Domingo, donde no tienen ni chacos porque Fabricano les prometió llevarles incluso arroz y yuca; ahora no les lleva nada y los comunarios tienen que mendigar alimentos a las comunidades vecinas.

Comunidad Asunta: terror y amedrentamiento
La profesora de Totora -que había trabajado anteriormente en la comunidad chimán Asunta- comentaba a la delegación que en los últimos años las comunidades no reciben beneficios de los proyectos de turismo: “la empresa de turismo paga a Carlos Fabricano y él no paga a las comunidades”. La profesora, muy preocupada, también informó que Asunta está manejada por un yuracaré llamado Félix Erwin -a las órdenes de Carlos Fabricano- que vive amenazando y amedrentando a las comunarias y comunarios.

Félix Erwin tiene antecedentes de asesinato y según miembros de la Subcentral, ha cumplido una pena de cinco años de cárcel por asesinar al profesor Modesto Canchi. Ahora, es el corregidor de Asunta por imposición de Carlos Fabricano. “Dicen que este Félix saca a los niños de la escuela y los lleva a trabajar”, incluso hay denuncias de abuso a niñas, “hasta dicen que hay una chica embarazada”. Los maestros no pueden opinar o criticar porque Félix los tiene amenazados. Es tan fuerte el poder de estos personajes que hasta la subalcaldía no hace nada. Según explicó la comisión: “hay que especificar que no son las comunidades, es el gobierno a través de gente como Félix que tiene antecedentes de asesinato. No puede estar de corregidor de Asunta con esos antecedentes. Las comunidades quieren salir de esa situación”.

Comunidades firmes
La comisión pudo evidenciar que es mentira que todas las comunidades del Alto Sécure estén a favor del gobierno y de la carretera. En comunidades como Oromomo y San José, a penas grupos de una o dos familias -que tienen el control y el poder- hablan positivamente del proyecto carretero.

Las comunidades Santa Anita, Villa Hermosa y Totora se manifestaron claramente contra la carretera y están en contra de las falsedades de Carlos Fabricano, Domingo Nogales, Raquel Moye, Julia Guayacuma y la diputada por el MAS, Ramona Moye. Éstos caciques del MAS, son los que el día 13 de abril firmaron una resolución de desconocimiento de los representantes legítimos de las comunidades del TIPNIS, organizadas en la Subcentral TIPNIS y la Subcentral de Mujeres del TIPNIS. El 8 de julio de 2017, en un encuentro celebrado en la comunidad Carmen del Coquinal, Domingo Nogales fue desconocido por las autoridades comunales al conocerse que impulsaba la abrogación de la Ley 180 con engaños, prebendas e injerencia de la Gobernación del Beni y Ministerios del gobierno de Evo Morales.

Resolución de los y las caciques del MAS contra la dirigencia orgánica del TIPNIS

En noviembre de 2017, otra comisión de la Subcentral orgánica del TIPNIS realizó un viaje a la zona central (por el río Ichoa) con el mismo fin. Pese a las instrucciones que circulaban por radio bajo órdenes de Domingo Nogales para que las comunidades no reciban a la comisión, fueron recibidos en todas. Las puertas de los cabildos se abrieron en San Ramoncito del río Ichoa, Trinidadcito, Providencia del río Chimimita, Nueva Trinidad, Santiago del río Ichoa, Mercedes del río Ichoa, Concepción del río Ichoa, San José Patrocinio del río Chajmota y Dulce Nombre. También comunarias y comunarios, así como dirigencias de las comunidades: Santa María, Paraíso, Fátima, San Bernardo, Puerto San Lorenzo, Santa Lucía, Carmen del Coquinal y otras provenientes del Sécure y del Isiboro se expresaron contra la carretera y contra los aliados al MAS que traicionaron a su territorio y a la lucha por la defensa del TIPNIS.

Puede leer: Por el río Ichoa, un viaje al corazón del TIPNIS

Noticia enviada por Jochi

El jochi es un roedor de tamaño mediano, habita desde México hasta Uruguay, principalmente en la amazonía. Habita en el TIPNIS. Los yurakarés clasifican dos tipos de jochis, el jochi colorado o ishete en su lengua, Vive en huecos en la tierra y en huecos de troncos caídos y parados. Este animal es diurno como nocturno.

More Posts