Bolivia: Víctimas de la dictadura mantendrán vigilia pese a criminal atentado

0

PLATAFORMA DE VÍCTIMAS DE LAS DICTADURAS EN BOLIVIA Y DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS CONTINUARÁN CON LA VIGILIA INICIADA HACE DOS AÑOS, EN PUERTAS DEL MINISTERIO DE JUSTICIA, PESE AL FEROZ ATENTADO QUE SUFRIERON Y EN EL QUE SE DESTRUYÓ IMPORTANTE DOCUMENTACIÓN HISTÓRICA DE LA LUCHA POR LA RESTITUCIÓN DE LA DEMOCRACIA EN ESTE PAÍS:

¿Quiénes somos?

Bolivianos, que durante las dictaduras militares instauradas en nuestro país entre los años 1964 a 1982, hemos luchado desde nuestras organizaciones, estudiantiles, sindicales, académicas, periodísticas y políticas, por la recuperación de la democracia.
En ese tiempo fuimos jóvenes idealistas que no hemos regateado ningún esfuerzo, hemos enfrentado muchos riesgos, persecuciones, pérdida de trabajo por despidos, pérdida de los derechos ciudadanos y la libertad individual, sufriendo detenciones en casas de seguridad, en cárceles y cuarteles, confinamientos en Madidi, Ixiamas, Pekín, Puerto Rico y otros lugares ubicados en la selva amazónica, o en la Isla de Coati en el lago Titicaca, sólo durante la dictadura del Cnel. Banzer más de 4.000 personas fuimos expulsados del país, o sea que fuimos exiliados, algunos de nuestros compañeros entregaron la vida y varios aún están desaparecidos

——————————–

Estimados Compañeros y Compañeras:

La Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), expresa su repudio e indignación por la acción criminal del 9 de febrero 2014 contra las victimas de violencia política, lamenta la situación de indefensión e inseguridad en la que permanecen hombres y mujeres de la tercera edad por más de dos años exigiendo una verdadera respuesta y aplicación de la Ley 2640. Condena enérgicamente la quema de los expedientes de las victimas que se encontraban en las carpas, quienes con tanto sacrificio y esfuerzo realizaron la documentación para continuar con en su exigibilidad de sus derechos y la lucha contra la impunidad tanto a nacional e internacional.
Pide Justicia y solicita la inmediata investigación, identificación de los autores y las sanciones correspondientes por la quema de las carpas en el Prado por ello; se suma a la denuncia realizada por los compañeros de la Vigilia.

por el Comité Ejecutivo Nacional de la APDH

Yolanda Herrera H.
Presidenta
Asamblea Permanente de Derechos Humanos – BOLIVIA
—————————

Cuando el “calendario de la resistencia” de la Plataforma de Luchadores Sociales, marcaba 698 días de vigilia, es decir, casi dos años que hombres y mujeres se ubicaron/ubican frente al Ministerio de Justicia para reclamar por sus derechos, para reclamar JUSTICIA; una o varias manos criminales, amparados en la oscuridad, a media noche de ayer sábado 8 de febrero incendiaron las carpas ubicadas en El Prado de la ciudad de La Paz, por suerte las personas que se encontraban descansando lograron salvar sus vidas y alguna que otra cosa. Fue tan voraz el incendio que, como ven en las fotografías que me permitieron sacar, quedaron chamuscados los documentos que certificaban su existencia, su lucha, las computadoras, las fotografías mudos testimonios de la lucha por la democracia. Casi todo quedó consumido por el fuego.

Desolación e impotencia se ve en los rostros de la gente que pasa por el lugar, muchos de ellos seguramente hasta ayer, pasaron por el lugar sin voltear a mirar las carpas, se habían acostumbrado a esta presencia. Pero hoy, fue diferente, transeúntes, hombres, mujeres, niños se acercaban a mirar, a preguntar, otros a conversar con los habitantes de las carpas, que siguen perdiendo cosas, pero ante todo siguen dando testimonio de fortaleza, de dignidad y de lucha.

Fraternalmente:
Verónica Sánchez B.
Stria General
APDHLP

698 días de vigilia ante el Estado boliviano

 

La Paz | Los Tiempos

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) en Bolivia manifestó ayer su “profunda preocupación” por actos de violencia sufridos en los últimos días por organizaciones y personas defensoras de los derechos humanos en el país.

La Oacnudh indicó en un comunicado “que es la responsabilidad primordial del Estado garantizar la vida, la libertad, la integridad física y la labor de todas las personas involucradas en actividades de defensa de derechos humanos, sin distinción de origen nacional, nacimiento, opiniones políticas o cualquier otra condición social”.

El organismo se refirió, en concreto, al reciente incendio en el campamento montado frente al Ministerio de Justicia por víctimas de las dictaduras, a una intervención policial hace tres semanas en oficinas de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH) y a amenazas recibidas por una activista.

En el caso del incendio, ocurrido el pasado domingo, “no se registraron víctimas pero los daños materiales son cuantiosos, particularmente la destrucción de expedientes” de la Plataforma de Luchadores Sociales contra la Impunidad y “a víctimas de las dictaduras”, manifestó la nota.

“La Oacnudh-Bolivia se hizo presente en el lugar, notó la ausencia de autoridades policiales en el lugar y la falta de protección de la escena para la identificación de indicios o evidencias”.

Los expedientes formaban parte del acopio de pruebas que la plataforma pretendía presentar, por medio de la APDH, ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

El colectivo, que lleva dos años acampado a las puertas del Ministerio, demanda que se cumpla una ley de 2004 que obliga al Estado a pagar indemnizaciones a las víctimas de las dictaduras.

El informe elaborado por los bomberos estableció que la causa del incendio fue un corto circuito, mientras que la plataforma dice que se trató de un atentado perpetrado por gente que lanzó combustible a las carpas.

Otros casos

La Oacnudh también lamentó la intervención policial en las oficinas de la APDH en La Paz, ocurrida entre el 18 y el 21 de enero pasado, que afectó “el desarrollo de la labor” de esta entidad.

El organismo mencionó, además, las “amenazas, acosos y amedrentamientos” de los que ha sido víctima desde noviembre pasado la directora del Instituto de Terapia e Investigación sobre las Secuelas de la Tortura y la Violencia Estatal, Emma