Bolivia: organizaciones sociales hacen alianza contra violaciones a Derechos Humanos

0

Se unen las organizaciones defensoras de Derechos Humanos

La Unión Nacional de Instituciones para el Trabajo de Acción Social (UNITAS) organizó el taller nacional “Articulación de la sociedad civil en la defensa de derechos”, en el cual participaron más de 50 Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) de toda Bolivia, preocupadas por la creciente vulneración de derechos humanos que se evidencia en el país, en muchos casos promovida desde oficinas del Palacio Quemado. La expulsión de la cooperación danesa IBIS, los ataques y la toma violenta de organizaciones como el Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (CONAMAQ), la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), ambas en La Paz, y el Instituto Politécnico Tupak Katari (IPTK), en Potosí, fueron algunos de los casos expuestos en la reunión para demostrar que en el así llamado Estado Plurinacional, la represión, el miedo y la difamación permanente empiezan a convertirse en herramientas de gobierno. Otro eje analizado fue la libertad de expresión con prácticas que van en dos sentidos: por una parte, el rol cómplice y temeroso de medios de comunicación con fines propagandísticos y, por otra, los intentos de censurar a medios de comunicación que cumplen la función de informar, manteniendo su independencia, para que la sociedad boliviana ejerza su derecho a la información. Este punto fue abordado por el director de la Red Erbol, Andrés Gómez Vela, quien apeló al respeto de la libertad de expresión en el marco del cumplimiento del Pacto de San José de Costa Rica, que establece que no pueden existir mecanismos de control de medios ni censura previa en una sociedad democrática. Los periodistas deben estar protegidos para realizar su labor informativa y los medios de comunicación del Estado deben brindar espacios a las distintas voces de la sociedad civil para garantizar el pluralismo en Bolivia.

El encuentro, realizado el martes 25 de febrero, concluyó con el acuerdo de conformar una coordinadora en defensa de los Derechos Humanos a la que pueden sumarse todas las organizaciones de la sociedad civil que quieran coordinar esfuerzos para articular su acción como defensoras de la libertad de asociación y de expresión.

“Un escenario bastante interesante”

“Mi evaluación es muy positiva, porque están confluyendo instituciones de diferentes opciones, organizaciones nacionales y departamentales. Los activistas de Derechos Humanos normalmente no hemos tenido espacios para compartir con instituciones y ONG (organizaciones no gubernamentales). Creo que así se puede construir escenarios y espacios más complementarios. Porque si bien muchos activistas realizan labor de defensa, denuncia y presencia, las ONG tienen más capacidades instaladas, experticias jurídicas y técnicas, que son fundamentales para el momento que vivimos en vulneración de Derechos Humanos. Es una combinación interesante, que nos va a potenciar a nivel nacional”, expresó Yolanda Herrera, presidenta de la APDHB.

“El tema que me preocupa es la sistemática negación de derechos. Está clarísimo, no solo a nivel de personas sino también de instituciones. Es peligroso para todo lo que Bolivia ha conseguido en tanto tiempo de luchas democráticas. Ahora vemos que algunos grupos se empoderaron de espacios que se están funcionalizando para beneficio de ellos. Ni siquiera son nuevos grupos de poder, son solamente nuevas burguesías que han surgido, que se quieren posicionar mostrando que los Derechos Humanos son de derecha, que las organizaciones genuinas pueden ser destruidas. Pero eso no va a ocurrir”, aseguró la defensora de Derechos Humanos.

“De toda la adversidad que hemos vivido, la arremetida gubernamental de grupos progubernamentales y grupos de choque, ha surgido un escenario bastante interesante, con logros y desafíos planteados. La solidaridad nacional e internacional nos ha movido de un nivel de solamente observar alguna vulneración de derechos humanos, a un escenario para asentar mejor nuestro lugar, nuestras conexiones. Es cierto que ha habido una actitud muy dura hacia nosotros, sin embargo nos está fortaleciendo la misma adversidad. Ahora seguimos con la arremetida gubernamental, a través de autodenominados movimientos sociales que están lanzando instructivos para que las asambleas departamentales empiecen a actuar como han hecho en La Paz (crear una asamblea paralela, manejada por mineros, bartolinas y masistas). Vamos a mantener el vínculo con las asambleas de Derechos Humanos de todos los departamentos para reafirmar la línea de cada una de ellas”, comentó Herrera.

“Ninguna alianza con ningún partido político”

“Se han reunido muchas organizaciones instituciones de la sociedad civil, también el CONAMAQ, que está presente para defender los derechos civiles y políticos constitucionalizados. Esta coordinadora tiene fuerza. Esta mañana todos han manifestado que están sufriendo vulneración de Derechos Humanos en Bolivia. Ahora hay la misión de replicar en todos los departamentos y seguir avanzando. Nosotros también vamos a informar a nuestras bases sobre las relaciones que estamos haciendo con organizaciones nacionales, ante la vulneración de derechos humanos que está sufriendo el CONAMAQ”, dijo Cancio Rojas Colque, ArquiriApuMallku del Consejo.

En enero de este año, el Gobierno nacional intentó quebrar el CONAMAQ, para lo cual financió a un grupo de choque liderado por Hilarión Mamani, que acompañado por la Policía Nacional despojó de su sede en la ciudad de La Paz a los indígenas de los 16 suyus. En estos días, las autoridades legítimas del Consejo están realizando una gira por cada suyu para informar sobre los abusos hechos por el gobierno de Morales en contra de los pueblos indígenas que lo depositaron en el poder. “Ya hemos visitado Cochabamba y Oruro. Ahora seguiremos por el norte de Potosí, el sur de Potosí, La Paz. Cuando terminemos, seguramente vamos a estar más fortalecidos que nunca”, indicó Rojas.

“Nos preocupa que el Gobierno esté desviando fondos y recursos, que son recursos de todos los bolivianos, para hacer divisiones orgánicas a las organizaciones legítimamente constituidas, organizaciones que realmente reclaman por el cumplimiento de los derechos consagrados en la Constitución y los convenios internacionales”, comentó tata Cancio, quien es del suyu Charcas QharaQhara, en el norte de Potosí.

La autoridad originaria dijo que siempre son bien recibidos en los suyus, porque ellos eligieron a este consejo el 12 y 13 de diciembre de 2013. En cambio, don Hilarión y su fraternidad carnavalera ni se acerca a los ayllus, porque saben que no son reconocidos por las bases, además temen que les devuelvan un poco de la golpiza que propinaron a los verdaderos líderes del CONAMAQ cuando les robaron su sede en La Paz.

“Como ente matriz de los ayllus, de las naciones originarias de las tierras altas, vamos a estar en constante coordinación con nuestros hermanos aliados estratégicos, también con los hermanos de tierras bajas para avanzar en la agenda que nos hemos propuesto trabajar para hacer cumplir la Constitución, donde dice que vivimos en un Estado Plurinacional. Nosotros estamos ayudando a la construcción del Estado Plurinacional, pero no somos entendidos por algunas autoridades del Estado”, evaluó la segunda máxima autoridad del CONAMAQ. La primera, el JiliriApuMallku, es Freddy Bernabé Martínez, de la nación Soras.

Ayer, cuando se realizaba este taller, Samuel Doria Medina firmaba con Rafael Quispe (exautoridad del CONAMAQ) un acuerdo para formar parte del Frente Amplio, de cara a las elecciones generales de octubre próximo. Por este motivo, tata Cancio creyó oportuno remarcar: “Algunas exautoridades del CONAMAQ están eventualmente involucrándose en candidaturas y alianzas políticas. Es un tema muy personal -tenemos que aclarar para que no quede duda. Los hermanos y hermanas que luchamos, que tenemos principios y fines para lograr el Vivir Bien, para construir una sociedad equitativa, justa y armoniosa en Bolivia, queremos aclarar que orgánicamente no hay ninguna intención de conformar ninguna alianza con ningún partido político. Que quede claro: son temas estrictamente personales de algunos líderes que se están involucrando en partidos políticos”.

(Equipo de Comunicación Indígena Originario)