Bolivia: autoridad indígena denuncia intento de arresto

0

El Gobierno nacional quiere meter preso al tata Rafael

Desde hace una semana, tata Rafael Quispe no puede acercarse a su casa, en la ciudad de El Alto, ya que el Gobierno nacional lo espera en la puerta con una orden de aprehensión para encerrarlo en alguna celda. “No estoy durmiendo en mi casa por culpa de esos policías, hermano”, comenta preocupado la exautoridad del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (CONAMAQ), que participó de la Octava y la Novena Marcha Indígena Originaria. A raíz de la represión a esta movilización el 25 de septiembre de 2011 en Chaparina, tata Rafael hizo varias denuncias en ámbitos nacionales e internacionales. Por eso, él cree que este montaje judicial del Movimiento Al Socialismo (MAS) implica otro intento de silenciar a quienes defienden los derechos de los pueblos indígenas.

“El martes (23 de abril) a las 16.30 fueron a mi casa tres policías junto a otro, a quien llamaban ‘doctor’, quizás sería el fiscal. Llevaban un mandamiento de aprehensión para mi persona. Ellos le dijeron a mi esposa que ‘sí o sí’ tenían que entrar a la casa. Pero mi esposa se ha parado fuerte y no les ha dejado pasar. Desde entonces los policías se han parado afuera. Se hacen los disimulados, pero es fácil identificarlos”, dijo tata Rafael, quien actualmente es coordinador de Fortalecimiento Político de los Pueblos de la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas (CAOI), la cual aglutina a organizaciones indígenas de Bolivia, Perú, Colombia, Ecuador, Chile y Argentina.

“Para mí se trata de una persecución política. Si estuviera sospechado de algo, el fiscal dejaría una citación en mi casa. Si no me presentara, ahí vendría el apremio. Pero aprehender rápido, así como quieren hacerme, sería porque me acusan de cometer un delito in fraganti”, dijo la autoridad de la CAOI. Por la comisión de qué delito quiere meterlo preso el Gobierno es todo un misterio.

“Quizás querían entrar a mi casa para sembrar droga, o algo. No pueden entrar así a mi vivienda si no tienen orden de allanamiento, por más que tengan orden de aprehensión. Creo que esto fue armado por el vicepresidente, Álvaro García Linera. Está molesto porque le he recordado que él dijo saber quién dio la orden de reprimir el 25 de septiembre de 2011 en Chaparina”, aseguró Quispe.

“Tiene harta influencia el Vicepresidente, de otra manera no podría actuar así la Justicia. Yo soy un hombre público, formulo denuncias internacionales. Si este Gobierno me mete un proceso, buscará que me den al menos medidas cautelares para arraigarme en Bolivia. Sucede que al Gobierno le está doliendo mucho esas denuncias internacionales. Cuando se inicie el juicio oral, sí o sí deberá estar sentado en el sillón de los testigos el vicepresidente Linera. Eso, para él, es políticamente grave. Por la denuncia que yo hice, él (Linera) no puede eludir estar en el juicio”, dijo tata Rafael.

La persecución al originario de Jacha Suyu Pakajaqi puede entenderse como parte de la campaña del MAS hacia la rereelección de Evo Morales como presidente de Bolivia en 2014. Para que ello sea realizable, los think tanks del Estado Plurinacional creen indispensable poner aparte a las voces críticas al carnaval politiquero iniciado en 2006.

“Ahora debo acudir a mi abogado para hacer un memorial y presentarlo al Ministerio Público, porque como han hecho no es la forma de buscarme. Deben citarme con hora y fecha, para poder informarme sobre esta situación que desconozco completamente. Le pido al Ministerio de Gobierno que me dé seguridad, porque ¿qué están haciendo los policías resguardando mi casa? No voy a volver a mi vivienda ni a la sede del CONAMAQ porque uno nunca sabe qué tipo de policías pueden detenerme. Pueden meterme en alguna celda con delincuentes peligrosos, o mandados por los mismos policías a agredirme”, dijo la autoridad originaria.

La semana anterior, tata Rafael estuvo en el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), en el 31º Encuentro de Corregidores. “En el TIPNIS se definió la realización de la Décima Marcha Indígena Originaria. Pero hay que planificarla bien para realizarla en 2014”, comentó. El lugar de partida y la fecha aún no fue definido.

Del TIPNIS, Quispe viajó a Guatemala, donde participó de un encuentro de pueblos indígenas. Regresó a Bolivia el domingo pasado.

Entre los encuentros internacionales a los que debía asistir, en uno estuvo ausente. Tenía que ir a Miami, Estados Unidos, pero no pudo llegar porque ese país “no me ha querido dar visa. Aunque dizque soy ‘el hijo preferido del capitalismo’, no me dejaron entrar a su país. En la Embajada de EE.UU. (con la cual Quispe tendría ‘contactos’, según el Gobierno nacional) me han dicho: ‘Vamos a revisar y nosotros le llamamos’. Pero nada”, dijo tata Rafael.

(Equipo de Comunicación Indígena Originaria)