Petras: “Mujica es mensajero de Obama y el PT de Lula no tiene nada de obrero”

0

Extracto del artículo:

El análisis radial de James Petras: “El presidente Mujica es el mensajero neoliberal de Obama hacia el pueblo cubano”

Por Efrain Chury Iribarne – CX36 Radio Centenario

Efraín Chury Iribarne: Con mucho gusto estamos recibiendo a James Petras, buenos días. ¿Cómo estas?

James Petras: Buenos días. Estamos muy bien, con buen tiempo y bien de salud.

EChI: Muy bien, empecemos entonces.

EChI: El semanario Búsqueda de Montevideo, informó que el presidente uruguayo José Mujica estaría por arreglar las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. ¿Ahí se sabe algo de esto?

JP: Si, hemos recibido la misma noticia aquí.

minas uruguayAparentemente el presidente norteamericano, Barack Obama, tiene enorme aprecio y apoya al presidente uruguayo José Mujica, porque éste ha apoyado los ejercicios militares con Estados Unidos, ha abierto todas las puertas para la penetración de las inversiones extranjeras, ha abrazado el neoliberalismo. Entonces para Washington es el mensajero selecto para avanzar en algunas propuestas con las que Washington trata de convencer a los cubanos: En primer lugar es que Cuba permita que el sector privado avance en todos sus sectores; segundo que permita a las ONG’s norteamericanas financiar a los diferentes tipos de oposición; y tercero que deje de apoyar a cualquier movimiento progresista latinoamericano.

Ese es el mensaje que Obama ordenó a Mujica transmitir a Cuba que obviamente es para convertir a Cuba otra vez en satélite de Washington y que implemente la política que apoya Mujica en Uruguay.

Ahora, creo que esta iniciativa –el hecho que Washington se proponga negociar con Cuba- tiene tantos obstáculos porque no hay ningún compromiso de levantar el bloqueo; segundo, porque se exige a Cuba que libere al espía Alan Gross –que estaba funcionando con la CIA para crear canales de transmisión con agentes en Cuba-; y tercero, porque al mismo tiempo que Mujica da el mensaje a Cuba, Washington aumentó las sanciones contra Cuba.

Entonces, es el doble discurso: Obama habla del bloqueo y dice abrir la posibilidad de negociar con el trámite de Mujica; mientras desde la Casa Blanca está fortaleciendo las sanciones contra Cuba.

Por eso, cualquier mensaje que recibió Mujica y cualquier misión que quiera cumplir para Obama, contradice las prácticas actuales que Washington está implementando hacia Cuba.

EChI: En Brasil se lanzó a Dilma Rousseff para la reelección.

JP: Si, fue unánime entre todos los llamados delegados.

Hace unos diez años yo hice un estudio sobre la representatividad de los delegados al Congreso del Partidos de los Trabajadores de Brasil (PT), donde aparte de una minoría de sindicalistas el 90% de los delegados del PT son profesionales, abogados, políticos profesionales. No hay nada de obrero allí y mucho menos consultan con los obreros por el programa o el tipo de campaña.

El PT es un partido de clase media que busca asociarse con el gran capital. En ese sentido han aplicado en Brasil la fórmula tradicional de clientelismo con programas hacia la pobreza, y del otro lado fortalecer el capital monopólico en Brasil.

No a la Copa, protestas siguen en Brasil

No a la Copa, protestas siguen en Brasil

No tengo dudas de que Rousseff va a ganar las elecciones porque tiene el respaldo de los sindicatos, de los multi millonarios, tiene buen financiamiento, tiene alianza con el partido del centro derecha el PMDB –que tiene una buena máquina electoral particularmente en las provincias-; esta combinación hace que tal vez no gane en la primer vuelta, pero en la segunda seguro que gana alcanzando algo así como el 55% de los votos. No es la aplastante mayoría de los años anteriores porque no han cumplido con muchas promesas y no se han ganado mucha simpatía con el derroche realizado para organizar la Copa del Mundo.

Hay desconfianza, hay protestas, hay desencanto, pero las alternativas son peores todavía. Son más neoliberales y sin las políticas asistencialistas.

Entonces creo que al ser el mal menor, probablemente el electorado va a votar por Rousseff, aunque con una alta tasa de abstención y profundización de las protestas.

EChI: ¿En qué otros temas estás trabajando actualmente?

JP: El primero es el enorme desastre humano en las fronteras de Estados Unidos y México. Actualmente hay 52 mil niños encarcelados en centros de detención, son niños inmigrantes sin acompañante que llegaron de Centroamérica. Y ahora están en la frontera sur estadounidenses en centros de detención que están saturados y Estados Unidos no sabe qué hacer. Están en condiciones de hacinamiento, sin condiciones higiénicas.

El problema es que los Estados Unidos destruyó las comunidades con la intervención en las guerras en Centroamérica. Si hubieran permitido que las revoluciones hubieran tenido éxito, este problema no existía, ya que con programas sociales, progresistas, se podrían haber incorporado a los pobres en la producción. Pero sin reforma agraria, con políticas neoliberales, países como Honduras, El Salvador, Guatemala, están llenos de pandillas de jóvenes armados, sin futuro. Y entre estos países, una de las salidas para las familias es la emigración.

Un problema grave fue que después de las guerras, se impuso una política neoliberal, aplicándola con toda la fuerza y la única salida de la gente es la búsqueda de un transporte a la frontera de México con Estados Unidos. Como hay leyes en Estados Unidos sobre los inmigrantes niños que entren al país y que podrían conseguir la residencia después de varios años; las familias mandan a los niños y luego buscan de alguna forma de que los parientes lleguen al país y se ocupen de ellos.

Pero ahora están detenidos por miles, son niños de 3 a 7 años sin sus padres, en dormitorios hacinados, con niños mayores. Es una situación insalubre y la postura de las autoridades estadounidenses es represiva, mandando más soldados a las fronteras y más aviones para deportarlos. Pero no hay ninguna propuesta para facilitar la entrada de las familias de esos niños para que puedan vivir al menos en familia. Es un drama. Una trágica situación. Y no se cuántos niños pueden sufrir las consecuencias físicas, morales y éticas, porque quién sabe como tratan a esos niños y niñas, y a los adolescentes, los guardias norteamericanos y los aprovechadores entre los migrantes.

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=186456